Mucha agua que no se necesita

Vecinos de Treviana se refresca en la piscina municipal.
Vecinos de Treviana se refresca en la piscina municipal. / D.M.A.

La localidad necesitó hasta 300.000 litros en menos de dos años por las fugas de la red Las averías provocan que Treviana sea abastecido a pesar de tener suministro

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

A Treviana no le falta agua, pero la necesita. Es una contradicción. Es el municipio riojano que más suministro ha necesitado en el 2016 y también en el presente 2017, 150.000 litros, y la razón no es la escasez o la sequía sino las fugas. En una semana han llegado a sufrir hasta siete averías en la red de abastecimiento. «Cuando se repara una fuga, unos kilómetros más allá se produce otra avería. Es desesperante», se queja la alcaldesa de Treviana, Antonina Cantabrana, quien ya ha solicitado una reunión con el director general de Calidad Ambiental del Gobierno de La Rioja, José María Infante.

«Necesitamos agua por las averías generadas por la uralita de las tuberías. Hace ocho años que nos acogimos a la red del Oja-Tirón y todavía no ha llegado ni una gota», critica la alcaldesa. Treviana cuenta con unos 180 habitantes censados pero en verano llega a contar hasta con 800 residentes, lo que multiplica su consumo de agua.

Los vecinos no sufren cortes de agua pero son conscientes de la situación. Andrés Arnaiz, de 81 años, opina que «si el Gobierno prefiere traer camiones cisternas que arreglar las averías, que sigan así... Esto ya es vergonzoso». Él no recuerda que su pueblo haya tenido problemas de suministro de agua hasta ahora: «Tenemos una traída nueva de agua y no llega ni tampoco arreglan la vieja. ¿Qué es esto?». Jesús Ángel García, de 60 años, declara que «en las casas no se nota pero no se puede cargar para regar el campo».

Fotos

Vídeos