Los agentes sociales se rebelan contra «la marginación» del Estado hacia La Rioja

Los agentes sociales se rebelan contra «la marginación» del Estado hacia La Rioja

Empresarios y sindicatos rechazan el Presupuesto del 2018 por profundizar «el agravio comparativo» y exigen hacer valer el pacto riojano en infraestructuras

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

Los agentes sociales riojanos se manifestaron ayer unánimes contra «la marginación» que supone la caída del 16,3% de las inversiones previstas por el Estado en La Rioja en los Presupuestos del 2018 e instaron a que el pacto de región en infraestructuras recientemente suscrito con el apoyo de todos los grupos parlamentarios «se cumpla».

El presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), Jaime García-Calzada considera que «una reducción de la inversión en La Rioja con un presupuesto expansivo, después de años de recortes, no es una buena noticia» para la comunidad. En este sentido, el dirigente patronal recuerda que «esta región necesita urgentemente inversiones públicas en infraestructuras, si no queremos perder competitividad y quedar aislados, lo cual será muy perjudicial para las empresas y para el desarrollo regional».

García-Calzada recuerda que «hemos firmado un pacto por las infraestructuras en la Mesa de Diálogo Social, que ha suscrito la práctica totalidad de las formaciones políticas» y confía en que «se le dé el impulso necesario para que se cumpla». En cuanto a las inversiones recogidas en los Presupuestos, el presidente de la FER reconoce que «hay algunas muy importantes, como la ronda sur de Logroño, el proyecto de desdoblamiento entre Calahorra con el límite de Navarra o actuaciones en variantes de varios municipios de la futura A- 68». «Pero no parece ser un presupuesto que corrija nuestras carencias en infraestructuras», concluye.

OEl director general de la Cámara de Comercio de La Rioja, Florencio Nicolás, lamenta «el descenso de la inversión estatal en La Rioja en el marco de unos presupuestos de carácter expansivo, lo que acrecienta el agravio comparativo con otras regiones, caso del País Vasco, que además de su régimen foral, tendrá este año importantes partidas destinadas a la alta velocidad ferroviaria o las plataformas logísticas».

OEl secretario general de UGT-Rioja, Jesús Izquierdo, lamenta que La Rioja «vuelva a ser la hermanita pobre de las autonomías, con una reducción injustificada de presupuesto frente a otras regiones». Izquierdo considera que las Cuentas «perpetúan el desequilibrio económico y de infraestructuras de La Rioja», una situación «más que preocupante teniendo en cuenta el pacto sobre infraestructuras recientemente firmado con el Gobierno de La Rioja».

Más

Por ello, «instamos a elevar al Ejecutivo nacional los ejes principales de este acuerdo y a exigir su desarrollo». Por otro lado, Izquierdo incide en que «la escasez de inversión pública genera una merma de creación de empleo público, fundamental para la recuperación económica, y a su vez, tampoco se plantean elementos que ayuden a La Rioja a recuperar su maltrecha economía y al fomento del tejido industrial». En el ámbito estatal, las cuentas «apuestan por la desigualdad en materia fiscal» y «no atienden necesidades sociales urgentes, como revalorizar las pensiones conforme al IPC o elevar el IPREM», índice de referencia para la concesión de ayudas o el subsidio de desempleo.

OPara CCOO de La Rioja, los Presupuestos Generales del Estado de 2018 «son antisociales» pues «dan prioridad a los acreedores de la deuda pública por encima de los pensionistas, los desempleados y las personas más vulnerables». El secretario general de esta central, Jorge Ruano, aseguró que «los más beneficiados serán los acreedores de deuda, ya que sus garantías de cobro se refuerzan con la caída del déficit, mientras que se retrasa la salida de la crisis de parados y excluidos sociales».

«Con estos presupuestos no se mejora la situación ni de ocupados ni de desempleados, ya que se mantienen los instrumentos de presión sobre las condiciones de empleo, así como los salarios reducidos consecuencia de las reformas laborales», enfatiza.

El secretario general de USO-Rioja, Javier Martínez, sostiene que los presupuestos «mantienen unas ineficiencias que impiden solucionar los problemas de los trabajadores». En concreto, «no se acometen unas medidas estructurales que dignifiquen los salarios y el empleo» y, «aunque estamos a favor de la subida de las pensiones, no beneficia a todos, cuando todos han soportado una tremenda pérdida de poder adquisitivo». El líder de USO-Rioja también critica que la mejora retributiva de los empleados públicos «esté condicionada a que se cumpla el objetivo de déficit público».

OEl presidente de la CSIF en La Rioja, Jesús Vicente Hernández, dice que la recuperación salarial de los empleados públicos que se inicia con los presupuestos queda coja, «pues no tiene en cuenta la pérdida del 7,5% que se aplicó en el 2010». Por otro lado, Hernández considera «bastante preocupante» la caída de la inversión estatal en La Rioja que «nos discrimina frente a otras regiones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos