Afammer mantiene las reivindicaciones de la mujer rural en su 35 aniversario

Un momento de la inauguración de la samblea /UMC
Un momento de la inauguración de la samblea / UMC

La organización celebra hoy en Logroño su Asamblea Nacional con medio millar de asistentes

EFE

La Asociación de Federaciones y Asociaciones de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer) continúa, 35 años después de su fundación, con reivindicaciones como la mayor presencia en órganos directivos de cooperativas o la extensión de la titularidad compartida de explotaciones agrícolas.

Estos son algunos de los puntos abordados en la Asamblea Nacional de esta organización, que se celebra en Logroño, con medio millar de asistentes.

La Asamblea ha sido inaugurada hoy por el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, y la presidenta nacional de Afammer, Carmen Quintanilla.

La presidenta de la entidad ha considerado que en 35 años "sí se ha logrado romper la invisibilidad de la mujer rural" pero "quedan retos" entre ellos el abordar en el seno de la UE "un estatuto de la mujer rural europea" para abordar "la discriminación que todavía existe", ha dicho Quintanilla.

La presidenta de Afammer ha destacado que esta entidad, gracias al trabajo hecho durante 35 años, forma parte de quince organismos internacionales, entre ellos el Consejo Consultivo de Naciones Unidas.

Respecto a la Asamblea Nacional de la entidad ha destacado que el objetivo de este año es difundir lo mejor posible la normativa de Titularidad Compartida de Explotaciones, "porque hay que impulsar la voluntad política para que esta normativa sea efectiva".

"Con esta ley las mujeres adquieren derechos sociales, civiles, laborales y fiscales, y también es bueno para las explotaciones", ha asegurado Quintanilla, que también ha detallado que Afammer trabaja para reclamar a la UE "un estatuto de la mujer rural europea".

Ese estatuto, ha dicho, partiría de "un estudio de la discriminación que todavía hay en el mundo rural, en salarios o acceso a medios tecnológicos".

Ha asegurado que esas dificultades "hacen que las primeras en huir del medio rural sean las mujeres" lo que incide en el despoblamiento, otro de los problemas de muchas zonas europeas.

Para corregirlo, también ha abogado por dar más protagonismo a las mujeres en el relevo generacional de las explotaciones agrarias, y que "el campo se feminice".

"En ese estatuto hay que marcar objetivos para romper cualquier forma de discriminación en el mundo rural", entre otras el "mayor silencio en casos de violencia de género" y "el poco empoderamiento de la mujer, porque a pesar de que hay 4 millones de mujeres socias de cooperativas agrícolas, solo están en los consejos rectores en un 2,5 por ciento de los puestos", ha asegurado.

Cree que "hay que volver a poner en valor el importante papel que juegan las mujeres en el mundo rural" y "decirle a todas las instituciones que tengan en su agenda a la mujer rural en su camino a la igualdad, porque sin ella no hay futuro en los pueblos de España".

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, por su parte, ha destacado que las mujeres del medio rural son "un verdadero motor de crecimiento y desarrollo"

Durante su intervención al inicio de este encuentro, ha recordado que el Gobierno de La Rioja ha promovido y favorecido la titularidad compartida de las explotaciones "a través del reconocimiento jurídico y económico derivado de la participación de las mujeres en la actividad agraria".

Mujeres que, según ha subrayado, en La Rioja "han demostrado una gran fortaleza" que la han ayudado a situarse entre las comunidades autónomas más desarrolladas.

José Ignacio Ceniceros ha alabado el "excelente" trabajo de Afammer para mejorar la vida en los pueblos, garantizar el desarrollo rural, combatir la despoblación e impulsar el crecimiento económico y los servicios en cada municipio, y en defensa de la plena igualdad entre mujeres y hombres en el medio rural.

En este sentido, ha afirmado que el desarrollo de pueblos y ciudades y el avance de la sociedad "solo puede venir de la mano de una igualdad plena".

Finalmente, ha reclamado la colaboración y la cooperación entre las administraciones públicas, los agentes sociales, las asociaciones de mujeres y la sociedad en general, ya que por el contrario "será muy difícil lograr una mayor visibilidad y reconocimiento del papel de las mujeres en el medio rural".

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, por otro lado, ha destacado el trabajo del Ayuntamiento de Logroño en impulsar el empoderamiento de la mujer y promover la igualdad de oportunidades, que son "políticas prioritarias" para ella.

La alcaldesa se ha dirigido a Afammer como "una organización que hace España, que ha hecho mucho país, desde su contribución al progreso rural producido de forma similar y simultánea en todo el territorio nacional; haciendo de España un país fuerte económicamente y con un elevado estado de bienestar".

"Creo sinceramente que hemos avanzado considerablemente en el ámbito social, laboral, económico, familiar, cultural e incluso en el área de la conciliación, pero, desde luego, el trabajo no está ni mucho menos terminado", ha concluido, en alusión a la situación de las mujeres en la sociedad actual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos