«La Administración lideró el cambio tecnológico y lo trasladó a la sociedad»

Manuel Arenilla, fotografiado ayer en Madrid. :: e. megías/
Manuel Arenilla, fotografiado ayer en Madrid. :: e. megías

Los Premios Web distinguen al exconsejero por su labor pionera en La Rioja como impulsor de la Administración digital Manuel Arenilla Premio Trayectoria Profesional

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El mundo digital riojano no deja de crecer y el mejor testigo de su evolución son los Premios Web Riojanos, que desde hace diecinueve años reconocen desde Diario LA RIOJA las mejores iniciativas en la red. Esta noche, Franco Españolas acoge la entrega de unos premios que incluyen el galardón dedicado a la mejor trayectoria profesional, que en esta edición será para Manuel Arenilla, actual director del Instituto Nacional de Administración Pública. Así se reconoce su fructífera etapa como consejero del Gobierno de La Rioja (1995-2002), cuando sentó las bases de la digitalización de la Administración regional.

-¿Qué supone para usted recibir este premio?

-En primer lugar una sorpresa, porque tengo la vida montada en Madrid y aunque sigo lo que pasa en La Rioja, lo hago mucho menos que antes. Los Premios Web empezaron cuando trabajaba en el Gobierno y era una iniciativa que cuadraba con lo que estábamos haciendo, impulsar la sociedad de la información. Se trata de una actuación muy acertada y después de estos años, que te premien en casa está muy bien.

«La Unión Europea ya destacaba entonces que se iba a producir un cambio cultural y de consumo»

-¿Recuerda cómo fueron esos primeros pasos en la digitalización de la administración riojana?

-Desplegamos un plan complejo y muy completo que después continuó y que trataba de poner los fundamentos hacia el interior del Gobierno de La Rioja y su Administración y hacia el exterior. Tuvimos que pasar de una Administración de 2.000 empleados públicos a 10.000 y eso tenía que tener un soporte sobre bases tecnológicas muy claras. Desde dentro también incluyó asuntos de atención ciudadana, las oficinas, la simplificación de procedimientos y, en general, el funcionamiento diario. Hacia el exterior buscábamos llevar a la sociedad lo que era Internet y para ello trabajamos con asociaciones y empresas y realizamos varias campañas, entre otras cosas. Fue una etapa ilusionante y de mucho trabajo en la que buscábamos que la Administración liderase todo lo que estaba pasando y trasladarlo a los ciudadanos y las empresas.

-Vistos esos primeros pasos, ¿se imaginaban entonces que Internet y las nuevas tecnologías llegasen a tener la relevancia actual?

-Se discutía en aquella época cuál iba a ser el soporte en el que triunfase Internet y ahora hemos visto que es el teléfono móvil, que pronto dará otro salto cualitativo. Sobre el concepto de comercio electrónico también existían muchas reticencias por parte de las empresas, que no se imaginaban que la gente fuese a comprar 'on line'. En otras cuestiones como el cableado también surgieron discusiones, y es que no eran temas sencillos. Fue una etapa de indefinición y los informes de aquellos años así lo reflejan, como uno de la Unión Europea que destacaba que se podía producir un cambio cultural y de consumo, como así ha sido. En aquella época aplicamos lo que decían desde Europa: que la Administración debía liderar pero en compañía de otros, trabajando en red y marcando caminos.

-¿Cómo ha afectado Internet a la participación ciudadana?

-Entonces ya nos planteamos que Internet iba a cambiar la forma de participar en política. Debatíamos que los problemas de fondo son los mismos que hace miles de años; la participación es la forma en la que los ciudadanos ejercen el poder y es una cuestión que ya se discutía en la antigua Grecia. Los debates no han cambiado tanto. El cambio con las tecnologías es que tenemos una información muy cualificada e inmediata. Otra cuestión es que cuando se elimina la intermediación en el consumo se cuestiona el papel de la Administración, que es intermediaria. Las relaciones entre la Administración y el ciudadano tienen que ser ahora distintas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos