Cs acusa a PP y PSOE de bloquear la reforma del Estatuto

Tomás Fernández Flaño, diputado regional de Ciudadanos./
Tomás Fernández Flaño, diputado regional de Ciudadanos.

Ciudadanos quiere presentar el dictamen en el Parlamento en el mes de junio

efe
EFELogroño

El diputado autonómico de Ciudadanos (Cs) en La Rioja Tomás Martínez Flaño ha culpado hoy a populares y socialistas de querer prolongar «sine díe» la reforma del Estatuto de Autonomía.

Martínez Flaño ha realizado esta acusación en una rueda informativa, convocada para analizar el estado de los trabajos de la ponencia de la reforma del Estatuto de Autonomía riojano, a la que propuso poner fin el pasado día 24 con el objetivo de convocar la Comisión Institucional.

Esta propuesta, ha añadido, no fue aceptada por el resto de grupos parlamentarios y ha acusado al PP y PSOE de «querer prolongar 'sine díe' la ponencia para que no salgan adelante las propuestas aprobadas».

Garrido: «El PP es 'imprescindible' en la reforma del Estatuto»

El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de La Rioja, Jesús Ángel Garrido, ha asegurado hoy que la formación a la que pertenece es «imprescindible» en la reforma del Estatuto de Autonomía. Ha utilizado esta palabra para contestar a las críticas de Tomás Martínez Flaño, quien hoy ha criticado a PP y PSOE por querer alargar «sine die» los trabajos de la ponencia que aborda la reforma estatuaria.

«Deberían ser más ingeniosos en sus excusas», ha opinado Garrido, quien ha asegurado que, si alguien se toma en serio la reforma, ese es el PP porque saben que son «imprescindibles» para llevarla a cabo al requerir una mayoría cualificada, lo que, para él, concede a los populares «un plus de legitimidad».

Ha contestado a la crítica de Martínez Flaño señalando como responsables al «tripartito de la oposición», al que, ha dicho, «le ha entrado vértigo al ver que realmente se está avanzando», lo que le hace «dudar de si realmente quieren o no la reforma del estatuto».

Sus dudas, ha subrayado, se asienten en la posibilidad de que, «según su entender (del tripartito), esto puede beneficiar al gobierno de José Ignacio Cenicero y puedan reforzar su papel», ha comentado.

Garrido ha reclamado una «unidad de criterio» entre la proposición no de ley presentada por PSOE y Cs en junio de 2017 en el Parlamento y lo que se ha ido acordando en las ponencias, y ha recordado que esta proposición, a la que se ha referido como «reforma exprés», está «muerta de risa porque se presentó y no se tramitó».

En dicha propuesta,«socialistas y ciudadanos pedían una horquilla parlamentario de 25 a 39, pero luego cambiaron de criterio al creer más razonable que fuera de 31 a 39» y, a pesar de «desdecirse de lo dicho», Garrido ha comentado que los populares les «compraron el discurso» con el objetivo de llegar a un acuerdo.

También ha indicado que, en la propuesta, Cs pedía que las elecciones autonómicas coincidiesen con las locales, salvo adelantos electorales, cuando las legislatura acortaría su duración para adaptarse a la siguiente convocatoria.

El portavoz del Grupo Popular ha comentado que «lo dieron por bueno» pero que, posteriormente, Cs volvió a cambiar de opinión «modificando su criterio de manera unilateral», como también sucedió con el planteamiento de que el Gobierno regional pudiese dictar decretos ley que deberían ser convalidados por el Parlamento para gozar de autoridad o, en caso contrario, perder su eficacia.

También ha incluido en las variaciones de criterio la posibilidad de delegar el voto, que, en un primer momento, ha indicado, era personal, y después se planteó que existiese la opción de delegarlo.

«La ponencia no es institucional, sino que tiene carácter de estudio, y de ella solo sale una recomendación sin fuerza legislativa», ha recordado Garrido, para referirse a que los acuerdos adoptados en su seno no gozan de la mayoría que necesitaría la aprobación de la reforma en sí misma al pasar por el pleno del Parlamento.

Cree que ambas formaciones «están utilizando la estrategia de un paso hacia adelante y dos para atrás, desaprobando al día siguiente lo aprobado el día anterior», ha comentado Martínez Flaño, quien ha recordado que el Grupo Popular se comprometió directamente con Ciudadanos para llevar a cabo la reforma de forma consensuada con una propuesta conjunta.

Ha asegurado que Cs ha cumplido con todos los compromisos adquiridos desde que se iniciaron los trabajos y ha aclarado que el «parón» que se produjo entre diciembre de 2017 y marzo de 2018, del que se «culpó» a su partido, se debió a la tramitación de los Presupuestos de La Rioja.

«Los trabajos a los que nos comprometimos están prácticamente concluidos», ha aseverado Martínez Flaño, y, entre ellos, ha enumerado «la eliminación de aforamientos, la limitación de las legislaturas y la horquilla parlamentaria».

También ha citado «la creación de un rango estatuario para la transferencia de buen gobierno y la participación ciudadana», así como la ley del sector autonómico, entre otros asuntos.

«Creemos que es momento de cerrar esta ponencia y pasar al siguiente nivel, que es convocar a los miembros de la Comisión Institucional, de Desarrollo Estatutario y de Régimen de la Administración Loca», ha indicado Martínez Flaño, quien ha asegurado que, como presidente de la misma, lo hará en «fechas próximas».

Ha adelantado que el orden del día será el cierre de los trabajos de la ponencia y el inicio de los trámites reglamentarios para llevar la reforma estatutaria a un próximo pleno del Parlamento.

Además, ha dicho, se solicitará un informe preceptivo al Consejo Consultivo de La Rioja que, aunque según ha indicado el diputado de Cs, «se necesita, no es un documento vinculante».

Así, ha comentado que su formación espera que «todos los grupos participen activamente en la iniciativa para llevar a cabo la reforma», puesto que su objetivo es llevarla al Congreso de los Diputados «antes de que acabe la legislatura».

En relación al contenido de la reforma, Martínez Flaño ha asegurado que Cs ha trabajado para «mejorarlo y, así, mejorar la vida de todos los riojanos en temas tan necesarios como los derechos y deberes».

Además, ha relatado, «se han incorporado valores identitarios» de la comunidad, como el vino y la viña, que hasta ahora no aparecían, pero que, en su deseo de «regeneración y actualización», han creído «importante» incorporar.

Ha reiterado que todos los trabajos se han realizado «con el máximo consenso» y sin que fuera necesario, «salvo en excepciones, forzar las votaciones», por lo que les «sorprende la actitud adoptada por el PP, que se niega a cerrar la ponencia».

Motivo por el que se ha preguntado «qué es lo que ha pasado con el espíritu de San Millán de la Cogolla» y «qué extraño interés mueve al PP para que, después de tanta prisa, quiera seguir con una ponencia agotada y finiquitada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos