Los aceleradores donados por Amancio Ortega permitirán tratar a 1.600 enfermos de cáncer al año

Óscar Ortega (a la derecha en el centro), en la reunión que mantuvo ayer con Ceniceros y Martín. :: sonia tercero/
Óscar Ortega (a la derecha en el centro), en la reunión que mantuvo ayer con Ceniceros y Martín. :: sonia tercero

El Gobierno riojano, que firmó ayer el convenio de financiación con la fundación del empresario, confía en que los equipos funcionen en el 2018

J.E. LOGROÑO.

Los dos aceleradores lineales de alta tecnología donados por la Fundación Amancio Ortega a La Rioja permitirán tratar a unas 1.600 personas al año afectadas por el cáncer, mientras que el nuevo mamógrafo digital procedente de la misma donación podrá realizar hasta 16.000 estudios anuales. Son las grandes cifras que ilustran el enorme gesto protagonizado por la fundación que lleva el nombre del empresario que creo el grupo Inditex, volcado en iniciativas similares en todo el país.

Su director general, Óscar Ortega, visitó ayer La Rioja y firmó con el presidente regional, José Ignacio Ceniceros, y la consejera de Salud, María Martín, el convenio que regula la aportación económica de la entidad para la compra de estos nuevos equipamientos, valorados en casi 4,8 millones de euros.

LOS EQUIPOS

uLos dos aceleradores
El suministro e instalación en el CIBIR se adjudicó a la empresa Elekta Medical SAU por 4,54 millones de euros. Permitirá realizar tratamientos localizados como la cirugía o la radioterapia en detrimento de tratamientos sistémicos más agresivos para la enfermedad diseminada como la quimioterapia.
uEl mamógrafo digital
Se adjudicó en noviembre a la empresa Emsor S.A. por valor de 249.986 euros. Dispone de tomosíntesis y sistema de biopsia, lo que permitirá diagnosticar lesiones muy pequeñas y sutiles.

El primer paso de este proceso se produjo el pasado mes de mayo con la firma de un protocolo de intenciones para posibilitar la donación por parte de la Fundación Amancio Ortega de 4.799.586 euros con el objetivo de adquirir los nuevos sistemas para el radiodiagnóstico y tratamiento del cáncer.

El coste de los aceleradores y del mamógrafo digital asciende a 4,8 millones

El Gobierno riojano recordó ayer que la incorporación de estos equipamientos de última generación «va a permitir realizar diagnósticos más precisos y proporcionar a los pacientes tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración». De hecho, con estos nuevos equipos se van a tratar tanto a pacientes riojanos como a otros procedentes de País Vasco, Navarra y Castilla y León, gracias a los convenios suscritos por sus respectivas comunidades autónomas con la Consejería de Salud.

Desde la firma del protocolo, hace poco más de seis meses, y fruto del trabajo realizado desde la Consejería de Salud y la Fundación Amancio Ortega, ya se ha dado el segundo paso, la adjudicación del suministro e instalación de estos equipos y la firma ayer del convenio. De esta forma, Salud confía en que los dos aceleradores y el mamógrafo digital puedan empezar a funcionar a lo largo del próximo año.

Anualmente, se diagnostican en La Rioja en torno a 1.500 casos de cáncer y los más frecuentes son el de próstata (21%); colorrectal (17%) y de pulmón (13%) en hombres y el de mama (29%), colorrectal (14%) y de estómago (6%) en mujeres. Los enfermos que reciben tratamiento con radioterapia representan entre el 60 y el 70% de los afectados.

Asimismo, cada año fallecen en La Rioja unas 900 personas por cáncer. En concreto para los hombres el cáncer representa la primera causa de muerte y en el caso de las mujeres el cáncer es la segunda causa de fallecimiento tras las enfermedades del sistema circulatorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos