Los abuelos 'okupas' de Jalón, atónitos

Cuatro jubilados comprueban que su antiguo lugar de reunión permanece cerrado. :: miguel herreros

Los jubilados seguirán protestando ante la decisión de la alcaldesa de desalojarles | «Nosotros arreglamos el bajo buscándonos la vida y subvenciones», aseguran, y anuncian movilizaciones ante la próxima celebración del Día del Camero Viejo

MARTA HERMOSILLA/A. G. JALÓN DE CAMEROS.

«Estamos muy disgustados, hemos dormido muy mal». Así describe Juana María Goldaracena, una mujer que se encontraba en el momento y en el lugar del desalojo del Hogar del Jubilado de Jalón de Cameros, su estado de ánimo tras lo vivido el pasado sábado. Los abuelos se quedaron sin su rincón del pueblo donde cada día se reunían para echar una partida de cartas o tomarse un café.

Ayer recordaban atónitos a Diario LA RIOJA cómo la Guardia Civil les invitaba a salir sin oportunidad de recoger los enseres que aún continúan en el interior del local, ahora inaccesible tras el cambio de cerradura. «Todo lo que hay dentro del Hogar es nuestro; nosotros nos hemos sacado las castañas del fuego buscando subvenciones para arreglar el bajo», relata Juana María. Los abuelos, quienes definen la asociación como una sociedad sin ánimo de lucro, argumentan que «el poco dinero que sacamos de los vinos y los cafés que servimos es para mejorar los muebles y los juegos del hogar».

El local, que se encuentra debajo del propio ayuntamiento, era regentado por los jubilados de Jalón desde 1988. Tal y como explica Ramón Fernández, presidente de la Federación de Asociaciones de la Tercera Edad del Camero Viejo, «llevábamos 29 años con el local; es más, en dos ocasiones se celebró el Día del Camero Viejo en Jalón y nunca pasó esto». Tal y como informó ayer Diario LA RIOJA, la alcaldesa de Jalón, Raquel Sáenz Blanco, también diputada del PP y previa comunicación por escrito, había ordenado el desalojo del local, propiedad del ayuntamiento aunque cedido a los jubilados, para el día 14 de julio y, en principio, hasta el 13 de agosto. El pasado sábado, día 15, envío una patrulla de la Guardia Civil y un cerrajero, que cambió la cerradura obligando a los jubilados a salir del local dejando allí la mayoría de muebles y enseres.

Sin garantías de devolución

El motivo argumentado por la alcaldesa para el desalojo es la supuesta necesidad del Consistorio de disponer del mayor número de locales posible para la celebración del Día de Camero Viejo, el próximo 29 de julio. Matías Lalla, otro jubilado presente en el momento del cierre, cuenta que «el 90% de los jubilados de la zona de Cameros iban a venir ese día, ya que teníamos pensado hacer una comida y por la tarde echar un mus, pero nos han despachado». Siguen esperando que todo sea un sueño y que el próximo 13 de agosto vuelvan a recibir las llaves, aunque la propia alcaldesa no quiso comprometerse a ello ante Diario LA RIOJA: «No puedo garantizarlo», dijo, pese a que en el escrito municipal que ordenaba el desalojo daba esa fecha como fin de la supuesta necesidad municipal por la fiesta del Camero Viejo.

Los abuelos no quieren otra cosa que un lugar donde poder pasar el invierno con amigos y vecinos: «Siempre nos hemos conformado con lo que hemos tenido, no pedimos más», apunta el presidente de la Asociación, Ramón Fernández. Algunos ya se temen que «nunca nos van a devolver las llaves», aunque tiene ganas de «seguir dando guerra»: «El Día del Camero Viejo nos volveremos a quejar y no dejaremos que nos pisoteen», sentencia Juana María Goldaracena.

Más

Fotos

Vídeos