El abandono escolar en La Rioja alcanza el mínimo histórico y se sitúa en el 13,5 por ciento

LA RIOJA

Logroño. Ha pasado casi una década desde que La Rioja se convirtiera en uno de los 'referentes' nacionales en lo que a abandono escolar temprano se refiere. Las cifras del curso 2008 eran desoladoras: casi cuatro de cada diez estudiantes que cursaban sus estudios en la región dejaban de estudiar, en el mejor de los casos, cuando lograban su título de Educación Secundaria. Aquel año la EPA otorgó a La Rioja un tasa de abandono del 37,2 por ciento.

Nueve años después, los datos de la EPA publicados ayer apuntan que la tasa de abandono escolar temprano en La Rioja se sitúa en el mínimo histórico del 13,5% tras experimentar una reducción de ocho puntos respecto al mismo periodo del 2016, el más elevado del agregado nacional después de Ceuta y Melilla (-8,1%).

Desde el Gobierno regional destacaron ayer que «La Rioja ha registrado la mejor evolución de España respecto al trimestre anterior, con una reducción del abandono escolar temprano de 2,2 puntos porcentuales». De esta forma, el abandono escolar temprano «se mantiene en la comunidad muy por debajo de la media nacional (18,2%)».

Así, una década después de liderar las estadísticas de abandono escolar temprano, La Rioja es la cuarta región con el mejor registro y casi cinco puntos por debajo de la media nacional, fijada en el 18,2 por ciento. Sólo el País Vasco (7,4 por ciento), Cantabria (8,9) y Madrid (12,6) mejoran la estadística riojana. En el extremo contrario se sitúan Baleares, con un abandono escolar del 26,6 por ciento, Murcia (25,1) y Andalucía (23,5).

Fotos

Vídeos