La Rioja

Desarticulada en Viana y Logroño otra red de tráfico de 'speed' que abastecía a La Rioja Baja y Navarra

Bretón, con los mandos policiales y las incautaciones. :: M. Herreros
Bretón, con los mandos policiales y las incautaciones. :: M. Herreros
  • La tercera fase de la operación se salda con la incautación de 16 kilos de sulfato de anfetamina y la detención de seis personas

Como una estructura piramidal. Así funcionaba el grupo criminal que la Policía Nacional da por desarticulado después de tres actuaciones contra la que se había convertido en la principal red de distribución de 'speed' en La Rioja Baja y la ribera Navarra desde Viana y desde Logroño. Es la denominada operación 'Teixa', que iniciaron las Unidades de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional en Logroño y de Pamplona y en cuya resolución final participaron también Grupos de Operaciones Especiales (Goes) de Bilbao y unidades de guías caninos de Aragón.

En la cúspide de la pirámide, los dos cabecillas, un varón vecino de Viana y su pareja portuguesa, controlaban la red y con su detención e ingreso en prisión la Policía da por disuelta la organización criminal. La primera y segunda fase de la operación 'Teixa' se desarrollaron en enero y marzo y se saldaron con once detenciones y la incautación de 7 kilos de 'speed'. Entonces, las primeras investigaciones detectaron que en un piso de Logroño y en una casa de la localidad vecina de Viana se vendía droga ('speed' y marihuana) a pequeños y medianos traficantes y que podía haber importantes movimientos hacia zonas de ocio de La Rioja y Navarra.

La tercera fase tuvo lugar la semana pasada, tal y como informó Diario LA RIOJA, con otros seis detenidos y la intervención de 16 kilos más de sulfato de anfetamina, casi cuatro kilos de marihuana, diversas cantidades de otras drogas (de las denominadas de 'diseño'), una pistola con munición, así como casi 61.000 euros en metálico hallados en el domicilio de los dos cabecillas en la localidad vecina de Viana y en un piso que tenían en Logroño. El valor de las drogas en el mercado negro rondaría el medio millón de euros.

La Policía tenía identificado, tras las dos primeras fases de la 'Operación Teixa', un entramado criminal compuesto por seis personas, con diferente estatus por la función que desarrollaban: transporte e introducción de la droga, almacenamiento, manipulación, venta de los estupefacientes y colaboración. Los agentes constataron igualmente que contaban con un centro de manipulación, corte, envasado y procesamiento de la droga y se llevaron a cabo cuatro registros domiciliarios (dos en Viana y dos en Logroño) en los que se incautaron las drogas, el dinero y el resto de materiales detallados.

Los cuatro hombres y dos mujeres controladas por el operativo fueron detenidos, aunque dos de los arrestados quedaron en libertad tras tomar declaración. De los cuatro que pasaron al juzgado de Estella, tres, entre ellos los dos cabecillas, permanecen en prisión.

La operación está considerada una de las más importantes de los últimos años y se une al golpe que la Policía y la Guardia Civil asestaron la semana pasada en La Rioja con la desarticulación de otra banda criminal formada por siete personas y la intervención de 103 kilos de 'speed' valorados en 4,2 millones de euros.

Un droga en auge

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, acompañado del jefe superior de Policía en La Rioja, Pedro Mélida; del inspector jefe de la Policía Judicial de La Rioja, Eliseo Gómez; y del jefe de la Sección Operativa de la Policía Judicial de Pamplona, Carlos Martín, dio ayer los detalles de la operación después de que un juzgado de Estella levantase el secreto de sumario.

Bretón agradeció el trabajo conjunto llevado a cabo por los cuerpos policiales, especialmente de Logroño y Pamplona, y advirtió de que el 'speed' «es una droga cuyo consumo se está disparando por su coste y por lo rápido que actúa sobre el organismo». Asimismo, alertó de que «tiene efectos especialmente nocivos por sus secuelas y por la rapidez con que engancha al consumidor».

El delegado, pese al éxito de repetidas operaciones policiales, no ocultó su preocupación por el auge del consumo de drogas: «350 conductores han dado positivo este año por consumo de drogas y el 'speed', combinado además con otras sustancias, es una de las más presentes».

16 kilos de 'speed', cuatro de marihuana, otras sustancias, una pistola con munición, 60.987 euros en metálico, así como diversos utensilios para la elaboración corte y distribución de las sustancias fueron hallados en los registros. La operación ha sido una de las más importantes de los últimos años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate