La Rioja

La huelga de examinadores podría dejar sin carné de conducir este verano a 800 aspirantes riojanos

Imagen de un examen de conducción en un vehículo de autoescuela. :: justo rodríguez
Imagen de un examen de conducción en un vehículo de autoescuela. :: justo rodríguez
  • El paro de los funcionarios de la DGT, que comenzó ayer y secundan los tres riojanos, se prolongará 20 días entre junio y julio

Cerca de 800 aspirantes a obtener el carné de conducir (coche, moto, autobús o camión) podrían quedarse sin acceso a las pruebas prácticas para obtener el permiso por la huelga de examinadores. En la Comunidad riojana, hay tres funcionarios en plantilla especializados -en ocasiones reciben refuerzos, aunque ahora son únicamente tres profesionales- y todos ellos secundan la convocatoria de movilización que se prolongará de lunes a miércoles, ambos incluidos, todas las semanas hasta final de julio, también el lunes 31. En total, veinte días de paro, si se tienen en cuenta el del pasado día 2 de junio y el de ayer lunes: «Hacen unas trece pruebas al día por funcionario, con lo que estamos hablando de que cada jornada no se harán unos cuarenta exámenes», explica Emilio Montalvo, responsable de Acción Social de la CSIF-Rioja, sindicato que apoya los paros convocados por los trabajadores a nivel nacional.

La huelga afecta tanto al centro examinador de Logroño como al de Calahorra, ya que en esta última ciudad son los propios funcionarios de la Dirección General de Tráfico (DGT) de la capital los que se desplazan para acreditar las pruebas. Los perjuicios del paro son importantes, puesto que es en la temporada de verano cuando se multiplica la demanda de aspirantes a sacarse el carné de conducir.

Asimismo, todos los candidatos deben estar presentes a la hora de cita de su prueba -que siguen expidiéndose con normalidad-, ya que, si finalmente hubiera un examinador y no están presentes, perderían la convocatoria: «El mayor trastorno es para el alumno, por supuesto -explica Enrique Uruñuela, presidente de la Asociación de Autoescuelas de La Rioja-, ya que en muchos casos pide un día libre del trabajo para examinarse o aprovecha esta temporada porque estudia o trabaja, pero también las autoescuelas nos vemos damnificadas». «Con un paro tan largo como éste -continúa- terminará por afectar a nuestra clientela que elegirá otras fechas para sacarse el carné; todo ello al margen de que entendemos sus reivindicaciones laborales».

Personal militar

En este sentido, la huelga convocada a nivel nacional, con unas cifras de seguimiento en el día de ayer del 90% (100% en La Rioja) para los sindicatos convocantes y del 74% para la Dirección General de Tráfico (DGT), amenaza con colapsar la expedición de permisos de conducir en todo el país. El Ministerio del Interior anunció ayer que estudiaba incorporar militares a puestos de examinadores de Tráfico para cumplir, al menos parcialmente, con las demandas de los huelguistas de reforzar la plantilla: «La propuesta nos parece un despropósito -explica Emilio Montalvo-, puesto que cualquier incorporación debe respetar los principios constituciones de igualdad, mérito y capacidad para el acceso a la administración». «Las principales demandas del colectivo -continúa el responsable de la CSIF- son tres: el reconocimiento de un complemento que se arrastra desde la crisis; la supresión de la obligación de dar el resultado de la prueba en presencia del examinado, de hecho ya hay precedentes de agresiones incluso físicas, y, por último, una plantilla mayor que, en el caso de La Rioja, debería duplicar la actual, de tres a seis examinadores, al margen de que en determinados momentos pudieran incorporarse otros profesionales de apoyo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate