La Rioja
Miguel Sáenz se matriculará para cursar Medicina. :: justo rodríguez
Miguel Sáenz se matriculará para cursar Medicina. :: justo rodríguez

«La clave está en el esfuerzo diario, la constancia y saber priorizar»

  • Miguel Sáenz Mejor nota media Bachillerato-EBAU

Lo del logroñés Miguel Sáenz Molina no son notas, sino notazas. Este alumno del IES Cosme García finalizó el Bachillerato (modalidad de Tecnológico) con un 10 y en la fase obligatoria de la EBAU obtuvo un 9,613, con lo que su nota ponderada final se dispara al 9,845 que lo sitúa como el estudiante riojano con mejor calificación de cara a acceder a la Universidad.

«Me esperaba menos», admitía ayer modesto. Miguel tiene claro desde hace unos años que quiere ingresar en una Facultad de Medicina y durante este curso se ha decantado por la de la Universidad Autónoma de Madrid. Nota le sobra. «Al principio dudé acerca de si irme a una ciudad muy grande y con tanto ajetreo, pero la Autónoma tiene prestigio en medicina e investigación y creo que será importante para conseguir muchas salidas laborales», afirmaba mientras acariciaba más cerca su sueño.

El verano lo dedicará a conocer la capital de España e ir situándose para emprender la experiencia universitaria. También a salir con los amigos y, sobre todo, descansar después de un curso intenso. «Me ha costado bastante esfuerzo compaginar el instituto con las clases de kárate e inglés y el Grado Profesional de Violín en el Conservatorio, que he terminado este año», reconoció.

Pero este alumno 'todoterreno' ha podido con todo. «La clave está en el esfuerzo diario, en la constancia y en saber priorizar en todo momento lo que tienes que hacer», indicó. Así que, pese a ser un forofo confeso del Real Madrid, si al día siguiente le esperaba un «examen importante», optaba por quedarse estudiando en vez de sentarse a seguir a su equipo. «Ver la televisión no te sirve de mucho», valoró.

A la nueva EBAU acudió tranquilo. «Los primeros días que tuvimos para preparar las pruebas una vez acabó el Bachillerato, sí que estaba nervioso porque no sabía por dónde empezar a estudiar, pero luego me fui organizando». Ya se sabe, cuestión de orden y disciplina.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate