La Rioja
Una jornada de cocción a fuego rápido
/ Justo Rodriguez

Una jornada de cocción a fuego rápido

  • La Rioja sufrió ayer el día más asfixiante del año con máximas cercanas a 38 grados y mínimas de hasta 21

  • La región vivirá hoy una tregua leve y breve, ya que a partir de mañana se producirá un nuevo ascenso térmico que devolverá el domingo los termómetros a 36 grados

Toldos, persianas bajadas, aire acondicionado, duchas o chapuzón en la piscina -o en el Iregua en el caso de muchos logroñeses a la espera de que abran hoy las norias- abanicos, agua en abundancia... el arsenal frente al castigo térmico de esta inusual primavera no fue suficiente.

La Rioja vivió ayer la jornada más sofocante en los que llevamos de año al rozar los 38 grados de máximas en unos termómetros que excepto en algunas zonas de altitud no bajaron de los 20 grados, registros propios de una ola de calor, o, al menos, de las asfixiantes temperaturas que nos acompañan y que por estos lares son más propias de finales de julio.

Aunque oficialmente el verano no desembarcará hasta las 6.24 horas del próximo miércoles, 21 de junio, los rigores estivales acompañan a los riojanos desde muchas semanas -abril y mayo también fueron extraordinariamente cálidos- con especial crudeza en los últimos siete días.

La jornada de ayer fue de cocción a fuego rápido, sin descanso para los riojanos, ya que tras una noche casi tropical los termómetros comenzaron su escalada con las primeras luces del alba. A media tarde se alcanzaban los picos más altos y Calahorra fue de nuevo escenario del récord con sus 37,9 grados a media tarde, uno por encima de los 36,9 del pasado domingo. También en La Rioja Baja, Alfaro se 'quedó' en 36,7 y, además, marcó la mayor mínima, de 21, 3. Muy cerca estuvieron también la capital riojana, con una máxima de 36,1 grados y 18,6 de mínima; Nájera (35,2); Cervera (34,9); Haro (34,5); o Santo Domingo (33,5). Incluso la sierra riojana superó los 30 grados, así ocurrió en Torrecilla, o lo rozó, como Villoslada, donde el mercurio subió hasta los 28,7.

Tregua y de nuevo calor

Y lo que nos queda. Aunque La Rioja figura entre las regiones afortunadas con una leve y breve tregua a lo largo del día de hoy, una jornada en la que más de medio país -área mediterránea e interior peninsular, con especial incidencia en los valles del Guadalquivir, Guadiana, Tajo y en las depresiones del nordeste, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)- se verá sometido a la anunciada ola de calor, el armisticio térmico será pasajero.

Para hoy la AEMET prevé en La Rioja vientos flojos del norte y noroeste y temperaturas mínimas en descenso, con valores entre 16 y los 17 grados, mientras que las máximas bajarán de forma notable hasta quedar entre los 28 y los 31 grados. En Haro oscilarán entre los 16 y los 28 grados; en Logroño entre 16 y 29; y en Calahorra, entre 17 y 31.

Habrá que aprovechar la pausa porque no durará mucho, ya que para el fin de semana las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología vuelven a situar el calor como protagonista absoluto. Los termómetros iniciarán una paulatina escalada a partir de mañana, viernes, hasta regresar el domingo, una jornada en la que no se descarta la posibilidad de chubascos acompañados de tormenta en la Ibérica, a las temperaturas asfixiantes que nos han acompañado durante la última semana. Para ese día se pronostican máximas de 36 grados en Logroño y de 37 en Calahorra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate