La Rioja
Kuki, el yorkshire muerto, en brazos de su dueña tras la agresión.
Kuki, el yorkshire muerto, en brazos de su dueña tras la agresión. / LA RIOJA

Piden nueve meses para el acusado de matar a patadas a un perro en Fuenmayor

  • El fiscal recuerda que la agresión se produjo tras una discusión entre la propietaria y el imputado, y pide una indemnización de 3.000 euros

En agosto se cumplirá el tercer aniversario de la muerte de 'Kuki', un yorkshire 'vecino' de Fuenmayor que fue pateado por un hombre en la calle Peso cuando paseaba junto a su dueña. El próximo 19 de junio, el presunto responsable del ataque -C.R.M.- se sentará en el banquillo de los acusados. Lo hará como imputado por un delito de maltrato de animales domésticos y el fiscal pide para él una pena de nueve meses de prisión.

Los hechos tuvieron lugar el 26 de julio del 2014. Según apuntaba la denuncia que presentó la propietaria del perro tras la agresión, hacia las 22 horas de aquel día María Luisa García paseaba con su can por la calle cuando C.R.M. le recriminó por dar de comer a los gatos callejeros porque manchaban la calle. La discusión acabó, según la versión de la dueña del yorkshire, cuando el ahora acusado pateó al perro. «No hubo provocación por parte del animal y le propinó dos o tres patadas», explicaba entonces la hija de la propietaria.

El animal fue tratado de urgencia en una clínica veterinaria, pero sólo consiguió sobrevivir quince días. «Lo destrozó. Ya en casa estaba casi siempre tumbadito y si se levantaba se le iba la cabeza y cojeaba. Había perdido la alegría», recordaba María Luisa García poco después del fallecimiento del can.

La versión del fiscal coincide con la de la víctima. El escrito de acusación apunta que el ahora imputado mantuvo una discusión con la dueña del can y que «guiado por el ánimo de menoscabar la integridad del perro le propinó, al menos, una fuerte patada». La acusación pública presenta también el parte médico del perro fallecido: «Sufrió traumatismo craneoencefálico severo, que le ocasionó un fallo multiorgánico con numerosas hemorragias viscerales internas que finalmente provocaron su fallecimiento por parada cardiorespiratoria el 10 de agosto».

El fiscal, además de los nueve meses de prisión, pide que C.R.M. indemnice a la propietaria en el valor del animal y pague otros 3.000 euros por daños morales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate