La Rioja

«No poder recibir clases de islam es una discriminación institucional»

  • Marian Aretio, miembro de la comunidad musulmana en La Rioja

Entre las reivindicaciones de la comunidad musulmana en La Rioja persiste la poder estudiar religión islámica en las aulas.

No se trata de algo nuevo. En el 2009 iniciamos la primera campaña censurando el incumplimiento de la Ley 26/1992 que fija el acuerdo del Estado con la Comisión Islámica de España que, entre otros aspectos, establece el derecho (al igual que en el caso de la comunidad judía y la evangélica, además de la católica) a recibir clases de islam regladas en la educación pública con ciertos requisitos y número de alumnos. Se trata de una discriminación institucional, donde subyace sutilmente la idea de que el islam sigue siendo una cuestión de inmigrantes y ciudadanos de segunda. No pedimos más que los demás, ni tampoco sacar la religión católica de la escuela.

El TSJR ya se pronunció al respecto en marzo rechazando la solicitud formulada.

Fue una sentencia más política que jurídica y sorpresiva por llegar de un Tribunal Superior. La Consejería se escuda en que no hay un solo interlocutor, cuando la entidad válida es la Comisión Islámica y, además, la Consejería incurre en una omisión al no facilitar las peticiones oficiales y seguir el procedimiento reglado como ocurre en otros territorios.

¿Tiene sentido la reivindicación cuando hay voces que reclaman sacar la religión de las aulas?

Hay padres musulmanes que, si hiciera efectiva la opción, no recurrirían a ella, porque son partidarios de que la religión se imparta en el ámbito familiar y las mezquitas. Sin embargo, mientras la religión siga en el ámbito curricular seguiremos exigiendo este derecho.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate