La Rioja

El día en que Carlos Coloma forjó su espíritu de campeón

Confesó Carlos Coloma, padre, que su hijo le ofreció la semana pasada, en un paseo en bicicleta, introducir su galardón de Riojano Ilustre: «¿Quieres decir tú unas palabras o que lo haga un periodista?». Afortunadamente, el progenitor aceptó y ayer la sociedad riojana pudo conocer que fue, el 14 de julio de 1994, en su primera carrera de 'Mountain Bike' en Cataluña, cuando Carlos Coloma se hizo campeón: «Habíamos ido en furgoneta, Carlos, su madre y yo; hacía un calor infernal, iba rojo como un tomate pero acabó segundo». «En la ducha le pregunté qué tal...» . «Bufff!», me dijo, «he estado a punto de bajarme de la bici pero, he dicho, cualquiera se baja después de que me han traído hasta aquí». «Si aquel día se hubiera bajado de la bici -explicó Carlos padre- hoy no estaríamos aquí».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate