La Rioja

Un alma pura y guerrera con la guitarra pegada al corazón

Fue el discurso más breve, pero Andrés Pascual dijo todo lo necesario. Como él sabe hacerlo. Ayer su prosa, ampliamente alabada por sus éxitos literarios, relució aún más porque echó el alma para glosar la figura de un riojano universal, el compositor José María Purón, que para él es, simplemente, el tío Chema.

Sus recuerdos de niño cuando le visitaba en la «buhardilla con el suelo de tabla y el techo inclinado» donde el compositor trabajaba «con la guitarra pegada al corazón» sirvieron para arrancar un breve pero contundente homenaje.

De él destacó que es un alma tan pura como el amanecer najerino. Un alma también guerrera, que durante décadas ha rasgado las cuerdas con idéntica pasión en los estudios de Miami y en las sobremesas de Peñíscola. Nadie ha teñido de ceniza tus entrañas ni de negro tus blancas alas ni de niebla tu mirada. En tu jardín no ha existido otro abono aparte del amor a Gloria y a tus hijos, a los familiares y amigos cercanos y lejanos, y a tu trabajo, y por eso han brotado esos cantos de libertad».

«Hoy, el Gobierno de La Rioja te concede el Galardón a las Artes. Y lo mejor de todo es que no puede ser más justo y merecido», prosiguió Pascual, quien tras glosar varias de las virtudes del compositor aseveró que «si mereces este galardón por algo, es por tu Arte... de vivir».

Y remachó: «Tu sitio también está en nuestros corazones, tío Chema».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate