La Rioja

Al examen del año... en ayunas

Widad, Chayma y Achraf son tres de los musulmanes que estos días se examinan de la EBAU. :: m.f.
Widad, Chayma y Achraf son tres de los musulmanes que estos días se examinan de la EBAU. :: m.f.
  • Cada uno ha llevado la privación de una forma, aunque los tres coinciden en que el no poder beber agua ha sido la peor prueba durante estos días

  • Widad, Chayma y Achraf están examinándose de la EBAU en pleno Ramadán

Son días de nervios, de apuntes acumulados encima de la mesa, de horas y horas delante de los libros de Historia, de Química o de Inglés en la biblioteca, en casa y en el instituto. La incertidumbre de qué va a caer, de cómo va a ser el examen se mezcla con algunos momentos de desesperación... Es la EBAU, una de las pruebas más trascendentales de la vida de un estudiante. Te lo juegas todo o nada a un examen. Tu futuro, tu historia...

Para Widad, Chayma y Achraf, como para otros estudiantes musulmanes, se ha acumulado un obstáculo más. Este año la EBAU ha coincidido con el Ramadán y los tres lo han seguido a rajatabla, como manda su religión. Así, no han podido beber ni comer mientras el sol estaba presente ni durante los días de estudio ni tampoco en las tres jornadas de examen.

Achraf ha optado por estudiar por las noches. «Cuando llegaba del instituto de repasar aprovechaba para dormir y por la noche era cuando me levantaba a estudiar, así podía permitirme el hecho de picar algo en los descansos y sobre todo beber agua», explica este joven alfareño. Los tres coinciden en que eso es lo que peor han llevado. «Lo de la comida sólo lo notas el primer día que te duele un poco la cabeza, luego ya te vas acostumbrando», comenta Chayma.

Widad nos cuenta su secreto de estos días. «He estado tan centrada con los exámenes que casi ni me he dado cuenta de que estábamos en Ramadán; se me han hecho mucho más cortos los días que otros años», confiesa.

Pero realmente no está siendo así. Éste será uno de los 'ramadanes' con los días más largos al celebrarse en torno al 24 de junio. «Bueno hay que tener en cuenta que el Ramadán de los próximos años ya va a empezar a tocar en invierno porque con el calor es algo más complicado poder hacerlo», aseguran los tres.

Aún así, ellos hoy están pendientes de otras cosas: de los exámenes que están llevando a cabo en el pabellón Quintiliano de Calahorra. «Siempre intentas hacerlo lo mejor posible para poder elegir la carrera y, si es posible, la facultad». Eso es lo que realmente les importa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate