La Rioja

El Estado pone de ejemplo a La Rioja, pero desinfla sus peticiones en infraestructuras

  • El secretario de Estado de Presupuestos afirma en Logroño que «la prioridad es el gasto social» y que la inversión se recuperará «poco a poco» a medida que la economía crezca

La Rioja es «un perfecto ejemplo de cómo se crece y se crea empleo» y sus reivindicaciones en materia de infraestructuras viarias y ferroviarias de titularidad estatal, «como las de todas las autonomías», son «legítimas», pero el presupuesto es limitado y la inversión pública se recuperará «poco a poco» a medida que la economía crezca y aumenten los ingresos. Así, y por el momento, las prioridades del Ejecutivo central siguen siendo, por este orden, el gasto social (representa el 80% de todas las partidas) y el déficit público, y La Rioja, al igual que el resto de territorios y «aunque no se vea de manera directa», se beneficia de los Presupuestos del Estado, unas cuentas en las que «lo más importante no es conseguir un kilómetro más de autovía; lo más destacado es que financian el estado del bienestar y marcan la senda de la estabilidad de la economía y de la política fiscal, de la credibilidad, de la capacidad de financiación de las familias y de las empresas y de la creación de empleo».

Este fue uno de los mensajes más relevantes que transmitió ayer en Logroño el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, durante el foro económico 'Un horizonte prometedor' organizado por el PP de La Rioja. Tras su conferencia se abrió un coloquio posterior en el que fue cuestionado por otro asunto espinoso para La Rioja: el acuerdo alcanzado con el PNV en relación con el Concierto vasco. Nadal desvinculó el pacto de la negociación con los nacionalistas para contar con su voto favorable a los Presupuestos Generales del 2017 y aseguró que este acuerdo «tenía que haberse hecho hace años porque su regularización es necesaria; hay que mantenerlo bien valorado porque es fundamental para la estabilidad presupuestaria y constitucional».

El representante del Ministerio de Hacienda zanjó ambos asuntos de esta manera pese a que en el turno de la palabra le precedió el presidente del PP de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, quien en su intervención conminó a Nadal a tener en cuenta «algunas aspiraciones y demandas de la sociedad riojana que competen al Estado y que por acción o por omisión en pocas ocasiones han sido satisfechas». Por un lado se refirió al «déficit histórico en materia de infraestructuras viarias y ferroviarias» que presenta una comunidad que definió como « fiable, competitiva, con más empleo y con más futuro». Y, por otro, «al efecto frontera». «Ese que determina nuestra posición geográfica respecto a otros territorios limítrofes con regímenes especiales de financiación» en referencia al País Vasco y a Navarra (se rige por el cupo). «Un aspecto -recordó Ceniceros- que contempla nuestro Estatuto de Autonomía en su artículo 46».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate