Tres militares del acuartelamiento de Recajo, afectados por la caída de un rayo

El impacto se registró en la antena de televisión del edificio del cuerpo de guardia y los heridos fueron ingresados en observación del Hospital San Pedro de Logroño

LUIS J. RUIZ

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes, 29 de mayo, en el transcurso de una de las numerosas tormentas que afectaron a la región durante la última semana. A las 15.35 horas, según informó ayer a Diario LA RIOJA el Ministerio de Defensa, un rayo cayó en el Cuerpo de Guardia del Acuartelamiento Héroes del Revellín afectando a cuatro militares que se encontraban en las proximidades y en su interior y provocando daños de diversa consideración en los sistemas eléctricos de la base.

RAYO EN LA BASE MILITAR

uCuándo. El pasado 29 de mayo a las 15.35 horas.

uCómo. Un rayo impactó en la antena de televisión del edificio del cuerpo de guardia.

uHeridos. Afectó a tres militares de la base que tuvieron que ser trasladados al San Pedro.

El impacto se registró en la antena de televisión ubicada en el tejado del edificio del cuerpo de guardia, en cuyo interior e inmediaciones se encontraban los militares que resultaron afectados. Según explicaron fuentes sanitarias, tras el impacto del rayo se registró «un gran fogonazo» que acabó impactando -una descarga lateral, valoraban- en la mano de uno de los afectados.

Desde Defensa apuntaban ayer que el comandante de guardia, tras comprobar que tres de los militares presentaban algún tipo de daño físico, activó los servicios de emergencia llamando al SOS Rioja 112. Una vez en las instalaciones Héroes del Revellín, los heridos fueron atendidos en el lugar de los hechos y, tras una primera valoración, los médicos acordaron su traslado en ambulancia hasta el hospital San Pedro de Logroño para su ingreso en observación. Según la información trasladada desde el Ministerio de Defensa, ninguno de los militares heridos presentaba síntomas externos como quemaduras o lesiones.

El más afectado fue el comandante de la guardia de seguridad, que tenía molestias en una pierna y dos cabos del Batallón de Helicópteros de Maniobra III con dolores de cabeza, debido al aturdimiento producido por el gran estruendo que causó el rayo caído en la antena del edificio. Una semana después, los tres han recibido el alta médica y no sufren secuelas tras el accidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos