La Rioja

Detenido el asaltante a punta de cuchillo en sucursales bancarias de Alberite y Oyón

El ladrón, armado con un cuchillo, intimida al empleado de una sucursal bancaria.
El ladrón, armado con un cuchillo, intimida al empleado de una sucursal bancaria. / GUARDIA CIVIL
  • El ladrón cometió dos robos en menos de 24 horas obteniendo un botín de 3.186,55 euros

El ladrón del cuchillo ha sido detenido. El asaltante que atracó dos sucursales bancarias de Alberite y Oyón portando un arma blanca ha ingresado en prisión después de ser capturado por la Guardia Civil.

Varios agentes de La Rioja La Rioja han procedido a la detención de un varón de 50 años, natural y vecino de Logroño, por su presunta autoría en dos delitos de robo con violencia e intimidación (atraco), perpetrados en entidades bancarias de Alberite (La Rioja) y Oyón (Álava). Ambos atracos los llegó a cometer en menos de 24 horas, obteniendo un botín de 3.186,55 euros.

Inicio de la investigación

Los trabajos policiales arrancan a mediodía del 18 de abril, cuando un varón ataviado con gorra, capucha y gafas de sol, irrumpe en una sucursal bancaria de Alberite (La Rioja). Acto seguido esta persona esgrime un chuchillo y procede a amenazar e intimidar a trabajadores y clientes de la entidad, para obtener un escaso botín de 78,39 euros.

Al lugar de los hechos se trasladan agentes del Equipo de Delitos contra el Patrimonio, que recogen diferentes indicios, pruebas e informaciones, que sirven para establecer una serie de sospechosos.

Atraco en Oyón

Durante el intercambio de información entre Guardia Civil y Policía Autónoma Vasca (Ertzaintza), se constatan un nuevo atraco en una sucursal de Oyón (Álava), perpetrado sobre las 12´30 horas del 19 de abril, siendo su autor un varón de similares características al del atraco de Alberite (La Rioja), que accede a la entidad cubriéndose la mitad de su rostro con una bufanda y su cabeza con una gorra. En el interior amenaza e intimida con un cuchillo a los empleados y logra apropiarse de 3.108,16 euros, emprendiendo seguidamente la huída.

Con el paso de las semanas la investigación se centra sobre una única persona, un varón conocido de ambos cuerpos policiales, por su implicación en hechos de similares características y su amplio historial delictivo.

Una vez se localiza a esta persona se procede a su detención y al registro de su vivienda ubicada en Logroño, en al que se intervienen diferentes pruebas que le incriminan en la presunta autoría de los dos atracos.

Citado individuo tras acogerse a su derecho de no declarar ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, quien ha decretado su ingreso en el centro penitenciario de Logroño.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate