La Rioja

HELADAS

Hace unos cuatro años impartimos en el Ateneo una conferencia sobre «Cambio climático y viña» en la DOC Rioja. Concluíamos que a través del ciclo vegetativo alterado por cambio climático habría menos heladas de primavera, lo cual era bueno, pero también por septiembre cálidos, habría peor maduración fenólica.

El daño clásico de la helada afecta a la calidad y cantidad pero hoy, ya insertos en el cambio climático, atisbamos que es precisamente este cambio climático quien puede salvar esta cosecha o al menos no acentuar sus daños. Ahora, en los viñedos helados, necesitamos sol y humedad para rebrotar. Así conseguiremos una nueva vegetación pero con ciclo corto. Pero es precisamente en el denostado cambio climático su tendencia a segunda mitad de ciclo vegetativo alargada (en 2016 se vendimió al 1 de noviembre) y ello compensaría el acortamiento de ciclo vegetativo que ha supuesto la helada. Y una vez más insistimos en nuestra manía de mantener una base clara sobre el origen de la calidad de nuestro Rioja. Esta es nuestra actitud «R que R» (raíces y rendimientos).

Nuestro vino es un modo de actuar en la viña en la cual ya hemos tenido una variación, el cambio climático. Las viníferas, a veces, se han manejado con intención de productividad y el suelo lleva 50 años trabajándose como no había ocurrido 1.500 años antes.

Nos interesa incidir en el cambio que puede haber producido la nueva viticultura sobre los suelos originariamente pobres de la calidad. Es difícil que pueda afrontarse colectivamente pero sí por empresas. Con respecto a los rendimientos por Ha., insistimos una vez más que el tanino preciso para saborear los platos de carne en la boca no se da más que a rendimientos de tempranillo menores a 6 T./Ha.

La salvación de los precios de viña de Rioja solo puede hacerse a través de vitivinicultura del valor añadido y tal valor añadido se basa en «raíces y rendimientos». El gran vino tinto de Rioja es la polimerización entre taninos y antocianos. Para eso es precisa una viticultura de formación de taninos (es lo difícil) y una crianza que los polimerice en la barrica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate