La Rioja

El nuevo enlace de la A-12 sacará hasta 15.000 vehículos diarios de Recajo y Agoncillo

  • El cruce une la circunvalación logroñesa, la autovía de Pamplona, la N-232 y la autopista

El enlace en el que se comunican la circunvalación de Logroño (LO-20), la autopista AP-68 y también la autovía A-12, a la altura del barrio de Recajo, de Agoncillo, ha entrado en servicio hoy, tras un acto de apertura en el que ha participado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Junto al ministro han asistido a esta puesta en marcha del enlace el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, la presidenta del Parlamento regional, Ana Lourdes González y el delegado del Gobierno en la comunidad, Alberto Bretón, según informa Efe.

Esta infraestructura ha supuesto una inversión total de 16 millones de euros y con ella que completa la conexión de las principales vías de salida y entrada a Logroño con doble carril.

Así, los vehículos, hasta 15.000 diarios, no tendrán que pasar por obligación por las travesías de Recajo y Agoncillo para acceder a la autopista, como ocurría hasta ahora.

Además, este enlace ofrece una nueva salida a la autopista a la ciudad de Logroño, con lo que ahora quienes transiten por la AP-68 y quieran entrar a Logroño podrán elegir entre dos peajes en vez de tener que acudir de forma obligatoria al que llega a la calle Chile de la capital riojana.

Porque el proyecto puesto en marcha hoy es, en cierta manera, el primer "hito" de la "ronda sur" de Logroño, en la que se preven otros tres puntos de acceso a la autopista, para que ésta funcione como la circunvalación de la ciudad.

El acto de puesta en marcha de la infraestructura el ministro y el resto de autoridades han recorrido a pie uno de los tramos que dan acceso a la autopista, el más complejo de ellos, porque requirió construir nuevos depósitos de agua para el barrio de Recajo.

El nuevo enlace se inicia en la glorieta sur del enlace de Recajo existente, con la LO-20 y la N-232; a partir de esta glorieta se ha construido un ramal de conexión que da acceso al peaje para entrar o salir de la AP-68.

Para el cruce sobre la autopista de dichos ramales, se han construido dos pasos elevados, de 87 y 142 metros, respectivamente; asimismo, se han restituido los caminos interceptados, ampliando el actual paso inferior bajo la AP-68 y construyendo uno nuevo bajo los ramales.

"Acabamos de poner en marcha el encale, que va a dar más permeabilidad al tráfico de Logroño", ha detallado Ceniceros, que ha incidido que este punto "estará en la futura ronda sur de la ciudad, cuyo proyecto está en resolución de alegaciones y ya tiene una partida en los presupuestos generales del Estado de 2017".

El ministro de Fomento, por parte, ha incidido en que "esta es una infraestructura que de respuesta a necesidades reales" y que es "un suma y sigue a otras obras".

De la Serna ha recordado que antes del enlace abierto se realizó una conexión entre la LO-20 y la autovía A-12 que se abrió en 2015 tras una inversión de 105 millones de euros.

"Esa conexión se ha convertido en una alternativa rápida y segura para unos 15.000 vehículos al día" ha asegurado "y es una prueba tangible del cumplimiento de nuestros compromisos".

El ministro ha destacado que hasta hoy "quienes iban a la autopista desde Logroño, tenían que entrar en una carretera nacional y pasar por dos travesías antes de la entrada" mientras que ahora "esos pasos se evitan y hay una salida directa a la circunvalación de Logroño".

"Pero no es solo una cuestión de tiempo, sino que se disminuye el tráfico por la N-232, se refuerza la seguridad y se evitan molestias", ha concluido el ministro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate