La Rioja

Alto control sobre los ascensores

  • En La Rioja sólo se han registrado dos accidentes leves con estos aparatos en el último año, ambos sin heridos

  • El cierre inesperado de puertas, la imprecisión en la parada y los cortes de luz son los principales motivos de los fallos

El accidente del pasado martes en el que murieron dos jóvenes de 17 años en un ascensor de Madrid ha abierto la preocupación por la seguridad de estos aparatos. No obstante, las distintas asociaciones del gremio coinciden en señalar que este es el medio de transporte más usado y seguro del mundo. En La Rioja existen actualmente 9.540 ascensores operativos. El director general de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio del Gobierno de La Rioja, Julio Herreros Martín, afirma que «es uno de los elementos industriales que más controlamos y en los últimos años no se han registrado accidentes».

El mantenedor del ascensor debe comunicar las incidencias o daños que se produzcan. En este sentido, Julio Herreros informa que en el último año se han registrado dos incidentes, sin heridos. El primero fue un fallo que se produjo durante la inspección técnica previa a la puesta en funcionamiento del aparato y el segundo fue un desprendimiento de parte del embellecedor del techo del ascensor, golpeando a una persona, aunque sin consecuencias.

«Aunque no nos lo parezca, porque nos montamos y sólo apretamos un botón, un ascensor es una máquina compleja, por eso existe un reglamento que se debe cumplir a rajatabla», expone el director general de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio. Cada ascensor pasa una revisión mensual por parte del mantenedor y otra cada cuatro años por parte de una empresa externa, similar a la de la ITV de un vehículo. Estas revisiones son más frecuentes en los edificios públicos.

Desde Industria se realiza un «exquisito recordatorio» del obligado cumplimiento de la inspección técnica, y aunque Herreros asegura que actualmente existe concienciación sobre este tema, reconoce que años atrás sí se abrieron expedientes sancionadores por valor de hasta 3.000 euros. Es más, si el ascensor no ha pasado la inspección requerida, se clausura. Cada comunidad de vecinos es responsable de su aparato.

En La Rioja existen dos asociaciones profesionales de ascensoristas. Una es la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de Ascensores de La Rioja que preside Miguel Ángel de Marco. «Los accidentes que se producen son insustanciales, lo que ha pasado en Madrid parece imposible. Todos queremos saber qué ha ocurrido», declara Miguel Ángel de Marco, quien describe que «el 99% de los fallos son por cortes de luz o cierre de puertas». Y es que «un ascensor no puede funcionar si no se contrata un servicio de mantenimiento», apunta De Marco.

Juan Carrascal preside la Asociación de Empresarios Ascensoristas de La Rioja y señala que los errores «leves» de estos aparatos se producen por imprecisión en la parada y cierre inesperado de puertas y que no hay relación entre la antigüedad de las máquinas y su accidentalidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate