La Rioja

«Es necesario y urgente un pacto por la educación, que sea posible es otro tema»

Gustavo Navas, presidente de ANPE. :: díaz uriel
Gustavo Navas, presidente de ANPE. :: díaz uriel
  • «La Administración peca de poco diálogo, sentarnos a hablar debe ser algo cotidiano y normal», sostiene Navas

  • Gustavo Navas Presidente ANPE

Acaba de tomar las riendas del sindicato independiente de profesores exclusivamente de la enseñanza pública, ANPE-Rioja, y lo hace en un momento de transición, con el teórico pacto por la educación en el horizonte y una Lomce que agoniza. Gustavo Navas recoge el testigo de su predecesor Juan Carlos Contreras con ilusión y con el objetivo de poner el pie en la calle para conocer de primera mano el terreno que pisa.

- ¿Cuáles son sus principales retos al frente del ANPE?

- Por un lado, continuar la línea de Juan Carlos de los últimos años, el carácter dialogante, participativo, conciliador. Pero además quiero potenciar la participación de nuestros afiliados y la negociación con la administración. Quiero defender sobre todo los intereses de los docentes y el sistema educativo. Lo afronto con ilusión y con el objetivo de seguir visitando centros porque me parece fundamental que estemos a pie de colegio, de instituto.

- ¿Cómo es a día de hoy la relación con la Administración?

- Creo que la relación que tenemos podría ser mayor, podría haber más mesas de negociación, no tan espaciadas en el tiempo. La administración peca de poco diálogo en el sentido de que tiene que ser más fluido, que nos sentemos, tiene que ser una cosa cotidiana y normal. Algunas veces la administración no cuenta para nada con nosotros, como ocurrió con el calendario escolar, y en otros punto sí que ha intentado llegar a consensos, cediendo de su postura inicial. En cualquier caso, el diálogo debería ser más común y más fluido.

- Por primera vez en democracia, podría haber un pacto educativo, ¿es viable, necesario, urgente?

- Que sea viable o no, como todos, tengo mis dudas. Ojalá porque creemos que es necesario y urgente, pero lo de que sea posible es otro tema. Todos van a tener que ceder. Es difícil pero no imposible. Tiene que haber un pacto educativo que abarque una serie de puntos. Nosotros creemos que este pacto de Estado para la educación debe contemplar una estabilidad normativa, que preserve el sistema educativo de los recortes que hemos sufrido. Ahora, por ejemplo, se destina el 4,5% del PIB a educación y necesitamos que se eleve la cifra hasta el 6%, como en Europa. Hay que elaborar una ley de financiación de la enseñanza. También hay que abordar la situación de los docentes y su desarrollo profesional. Hay que hacer un estatuto que regule la función docente desde su acceso hasta la jubilación. También creemos que hay que priorizar la enseñanza pública porque es la garante de la igualdad de oportunidades y cohesión social y, por supuesto, tenemos que revertir los recortes que ha habido estos últimos años. Hay que impulsar la vertebración y la cohesión del sistema educativo, porque estamos en un país con 17 sistemas diferentes y el Ministerio lo que deber hacer es vertebrar a todos y marcar unas líneas claras para que todos vayamos en el mismo camino.

-Hay muchos deberes por delante....

- Claro, pero al final hay que llegar a un pacto educativo porque no puede ser que cada vez que cambie el Gobierno se cambie la ley. Además, hay que contar con el sector porque si hacemos un pacto educativo sin tener en cuenta al sector mal vamos a hacer los deberes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate