La Rioja

El Gobierno prevé iniciar las variantes de Murillo y Ventas este año

  • La Consejería destinará 6,77 millones este año a ambos proyectos, que se acometerán en varias fases

La Consejería de Fomento y Política Territorial del Gobierno de La Rioja destinará 6,77 millones de euros a iniciar las variantes de Murillo de Río Leza y de Ventas del Baño, cuyas obras se prevé que empiecen en el último cuatrimestre de este año.

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha informado hoy, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, sobre estos proyectos, cuyo objetivo es "mejorar la seguridad vial y la calidad de vida de los vecinos" al sacar el tráfico pesado de estos dos cascos urbanos.

Ha incidido en que "se trata de dos obras complejas desde el punto de vista técnico que suponen un importante esfuerzo presupuestario", de modo que la variante de Murillo de Río Leza se ejecutará en tres fases, con una cuantía total de 20 millones para un trazado de 7 kilómetros.

Un puente sobre el Jubera

La primera fase de la circunvalación de esta localidad, que tiene un plazo de ejecución de 24 meses y una inversión de 5,2 millones de euros, tiene un trayecto de 1,2 kilómetros, en el que se incluye un puente sobre el río Jubera, ha precisado Cuevas.

Este nuevo viaducto, con más de 130 metros de longitud y una anchura de 16 metros, acapara gran parte del presupuesto de la obra, que en los presupuestos de 2017 ya cuenta con una primera anualidad de 1,6 millones de euros.

Esta obra permitirá conectar las localidades de Lagunilla del Jubera y Galilea antes del verano de 2019, con una calzada de 11 metros de ancho y sendos carriles de 3,5 metros.

El nuevo tramo transcurrirá entre dos glorietas de grandes dimensiones (77 metros de diámetro) que se construirán en la LR-259 que va hacia Galilea y Agoncillo y la LR-261 hacia Ventas Blancas.

Cuevas ha estimado que las tres fases de esta variante tendrán un plazo aproximado de ejecución de entre seis y siete años, aunque dependerá de la disponibilidad presupuestaria.

La segunda fase unirá la localidad de Villamediana de Iregua con la primera rotonda y en la tercera fase se enlazará la otra rotonda con la LR-259, la carretera que va a Galilea y Agoncillo.

Este nuevo recorrido al sur de Murillo de Río Leza desviará el paso de los vehículos del centro de la localidad y facilitará la comunicación en Agoncillo con dos vías de alta capacidad: la autopista AP-68 y la carretera N-232.

Asimismo, atenderá las necesidades actuales y futuras de las industrias que se instalen en el valle del Jubera.

1 kilómetro

Por otra parte, Fomento destinará a la variante de Ventas del Baño en Cervera del Río Alhama una partida de 1,5 millones de euros, para ejecutar una carretera de 1 kilómetro.

Esta obra se terminará previsiblemente en 2018 y completará la mejora de la carretera LR-289 en la comarca de Cervera, que se inició en 2014 con el ensanche entre Ventas del Baño y el paraje conocido como Fuente de los Cantares.

La futura variante de Ventas tendrá una anchura de 8 metros, con un carril de 3 metros en cada sentido de la circulación y arcenes de un metro a cada lado.

Este proyecto configura un itinerario más cómodo y seguro para el acceso a la comarca de Cervera, ha resaltado Cuevas, quien ha precisado que se ejecutará en dos anualidades, con una partida de 1 millón de euros este año y el resto en 2018.

Ambas variantes figuran dentro de las actuaciones incluidas en el Plan de Carreteras 2010-2021 para mejorar las infraestructuras de comunicación y transporte en La Rioja.

Desde 2011, cuando se ejecutaron las variantes de Entrena y Castañares de Rioja, el Gobierno regional no había podido desarrollar ninguna otra actuación de este tipo, debido a la situación económica, ha reconocido el consejero de Fomento.

Sin embargo, durante los últimos años los recursos se centraron en el mantenimiento y conservación de la red autonómica de carreteras, que cuenta con 1.500 kilómetros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate