La Rioja

N-232: el cruel escenario de siete de los doce fallecidos en lo que llevamos de año

fotogalería

/ JESÚS LÓPEZ

  • La nacional que cruza La Rioja se ha llevado ya la vida de 185 personas en lo que va de siglo

El luto, el dolor, la tragedia y la incomprensión por la ausencia de soluciones tiñen el asfalto de los más de 120 kilómetros del tramo riojano de la N-232, la principal vía vertebradora de la comunidad y escenario de la mayor parte de los dramas viarios de la región. También este año. De las 12 víctimas mortales registradas en la red de carreteras de La Rioja en los primeros 109 días de este 2017, siete de ellos se han producido en el recorrido regional de esta vía, entre Alfaro y Casalarreina.

Además de los dos fallecidos de ayer, otras cinco personas han dejado su vida en el pavimento de esta carretera:

- El primer siniestro, el más grave del año, se produjo el pasado 10 de enero, cuando una colisión frontal entre dos vehículos en Arrúbal dejó tres muertes. Dos de ellas en el acto, pero la tercera unos días después, por lo que no entrará en la estadística oficial de Tráfico: para la DGT, no cuentan como víctimas de la carretera las que fallezcan 24 horas más tarde del accidente.

- Nueve días después, el 19 de enero, otro choque frontal se saldaba, en Casalarreina, con la muerte de un hombre de 77 años. Ocurrió lo mismo que en el primer accidente del año; aunque en un primer momento el choque entre el turismo y la furoneta se saldó con dos heridos graves, uno de ellos, vecino de Cuzcurrita, falleció unos días después en el hospital.

- El 11 de marzo, en el kilómetro 353 de la nacional, a su paso por Calahorra, la salida de vía de un turismo provocaba la muerte a un joven de Tarrasa de 22 años que viajaba de copiloto en el coche siniestrado. el vehículo se salió de la vía y chocó contra un árbol.

- La negra estadística de esta carretera en el 2017 se cierra (habrá que decir por ahora, lamentablemente) con los dos camioneros fallecidos en el terrible accidente de ayer en Alfaro, en un choque frotnal que terminó con lso dos vehículos totalmente calcinados.

Una estadística que no para de sumar año tras año: ocho muertes en 7 accidentes en el 2016, diez fallecimientos en otros 6 siniestros en el 2015... y suma y sigue hasta la espeluznante cifra de 185 vidas truncadas en el asfalto de la N-232 en los 16 años y tres meses y medio de este siglo XXI.

El drama de ayer no es sino la continuación de una aciaga Semana Santa en las carreteras riojanas, en las que los 12 accidentes contabilizados se tradujeron en dos víctimas mortales y 23 heridos, dos graves.