La Rioja

Ahora me suenas más

Victoria con Chenoa, con quien guarda un gran parecido físico, en la gala.
Victoria con Chenoa, con quien guarda un gran parecido físico, en la gala. / José irún
  • Una cantante de la orquesta calceatense La Pasarela Rioja concursa en el programa 'Tu cara no me suena todavía'

Victoria Sunsiray es una de las cantantes de la conocida orquesta de Santo Domingo de la Calzada, La Pasarela Rioja, y actualmente, también, concursante del programa televisivo 'Tu cara no me suena todavía'. La joven barcelonesa participó en la quinta gala con una imitación de Chenoa -con la que guarda un gran parecido físico-, y a golpe de desparpajo y voz en la interpretación de 'Cuando tú vas' logró encandilar al jurado y a parte del público y ser una de las tres clasificadas del programa, con lo que vuelve a tener ocasión de cantar por un puesto en la final: lo hará este próximo viernes con una imitación de la cantante Alesha Dixon.

«Me parece un sueño; como si lo viera desde fuera y no fuera a mí a quien le está pasando. Siempre he sido seguidora del programa y, como cantante, muchas veces he pensado: Ojalá pudiera estar yo ahí. Y ahora estoy ahí... La verdad, estoy alucinando», cuenta Victoria de su experiencia televisiva, que no es la primera puesto que, siendo una niña, ya participó también en programas como 'Menudas estrellas', donde imitó a Lucrecia; 'A tu lado' y Eurojunior. De casta le viene al galgo...

La concursante sabe que el reto es difícil, pero no hay nada imposible. «El nivel es muy alto y yo soy cantante, no imitadora, que es de lo que va el programa, pero le voy a poner todo mi empeño», asegura. Así lo hizo en su imitación de Chenoa, al término de la cual, la cantante 'original' le dijo «que estuviera muy orgullosa de lo que había hecho, que había estado muy bien; que dejara de llorar, porque no podía parar de los nervios; que disfrutara y que con la ovación del público y del jurado ya tenía mucho ganado», recuerda Victoria, que, pierda o gane, vive el momento. «Sigo soñando con cada detalle de esta aventura», asegura, gracias a la cual su cara y su voz, suenan ya más a mucha gente, que hacen suyo aquello de «¡Ay que descaro!, ahora me gustas más...».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate