La Rioja

El Gobierno impulsará el acogimiento de menores en familias frente a residencias

Begoña Martínez atiende a las palabras de Escobar. :: fernando díaz
Begoña Martínez atiende a las palabras de Escobar. :: fernando díaz
  • Elevar el nivel de protección de la infancia riojana es el objetivo que dirige la nueva Ley de Protección al Menor, cuya tramitación se iniciará en breve

Potenciar el acogimiento familiar (sobre todo en menores de 6 años) frente al instrumento residencial porque «la familia es el mejor recurso social que existe». Este es uno de los puntales sobre los que se armará la nueva Ley de Protección del Menor, a punto de cerrar su redacción para encarar ya su tramitación. El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, avanzó ayer las líneas maestras de la futura normativa regional, que promete elevar la protección a los menores riojanos y cuyo proyecto de ley se aprobará a lo largo de este año.

El texto actualizado eliminará la judicialización de algunos trámites e incrementará la capacidad de decisión e influencia de la Consejería de Políticas Sociales. «El objetivo es agilizar la toma de decisiones en favor del bienestar del niño evitando que éstas tengan que ser aprobadas por un juez», detalló Escobar.

La renovada ley regional reforzará el derecho del niño a ser oído e informado -«en un entorno amable y apropiado»- de las medidas que se tomen para protegerle y, en consonancia con la ley nacional, recogerá una definición más precisa de qué se entiende por «el interés del menor». Porque esta ley regional nace de la necesidad de adaptarse a la nacional, de reciente aprobación, y, a la vez, permitirá incluir las nuevas situaciones y necesidades que se detectan tras el examen de los sucesivos datos y de las memorias de actividades que recogen las atenciones sociales.

Precisamente, ayer el Consejo de Gobierno conoció las Memorias de Actividades del Consejo Riojano de Servicios Sociales del 2015 y 2016, que ofrecen una foto detallada de la situación de la infancia riojana.

Entre los datos más llamativos figuran el aumento del número de menores con medidas de protección por parte de la administración regional en el 30% en apenas 3 años, al pasar de gestionar 65 expedientes para 126 menores en el 2013, a 90 expedientes para 156 menores en el 2015, y 95 expedientes para 163 menores en el 2016.

También se ha incrementado el número de menores declarados en riesgo (el 63%), en desamparo (el 38,4%) y bajo la guarda de la administración (el 38,6 %). Pero estos datos, según remató Escobar, no significan más casos si no, precisamente lo contrario: los servicios sociales intervienen antes.

En materia de prevención, destacó el programa escolar 'Buenos Tratos', en el que participaron 16.131 alumnos, y el Teléfono del Menor que, durante el 2016 recibió 13.822 llamadas de niños y jóvenes que buscaban orientación, información, atención emocional e incluso una valoración psicológica. Este servicio, con 37 llamadas diarias de media, supone para muchos menores un apoyo ante situaciones de riesgo o desamparo, y ofrece una atención personalizada y confidencial.

Escobar reconoció que hay situaciones y necesidades nuevas causadas por nuevos perfiles de los menores. Entre ellos, citó más familias con problemas para controlar la conducta de sus hijos, más problemas que afectan a la salud mental de padres e hijos y algunos episodios de violencia intensa en el seno familia de hijos a padres. Por ello, el consejero apostó por poner en marcha un programa de Escuelas de Padres en los centros educativos para asesorar a las familias en cuestiones relacionadas con la educación.