La Rioja

Dos detenidos en Gijón por estafar a empresarios riojanos

  • Los presuntos deliencuentes también habían actuado en Asturias, Andalucía y Cataluña | Adquirían compañías cuando se encontraban en dificultades pero el pago nunca llegó

La Guardia Civil ha detenido en Gijón a dos personas como presuntos autores de la estafa sufrida por varios empresarios de Asturias, La Rioja, Andalucía y Cataluña a los que supuestamente adquirían sus compañías, en su mayor parte del sector del transporte, cuando se encontraban en dificultades.

Según ha informado el instituto armado, las investigaciones se originaron tras la denuncia de un empresario de Coaña (Asturias) que, a mediados de 2016, recibió una propuesta de compra de su empresa en un escenario ventajoso en un momento en el que la sociedad se encontraba en una situación económica delicada.

Las condiciones de venta se plasmaron en un documento notarial en el que figuraba como requisito pasar a gestionar de forma inmediata la empresa por los compradores, que se comprometían a realizar el pago de manera fraccionada tras un tiempo a cargo de la sociedad.

Transcurrido el periodo acordado, los presuntos estafadores no realizaron ningún pago y desaparecieron del lugar, momento en el que el empresario advirtió de que los supuestos compradores habían vendido los vehículos de la empresa (furgonetas y camiones) y cobrado, preferiblemente en mano, varias facturas de clientes lo que dejaba a la compañía en una situación económica extrema.

Los detenidos, residentes en Logroño, se hacían pasar por empleados de una compañía de Álava dedicada a la compra de empresas en situación económica delicada para su saneamiento y reflote y, dentro de la denominada operación "Laundry", la Guardia Civil localizó otras sociedades de la zona occidental de Asturias tentadas por los presuntos estafadores sin lograr su objetivo.

El avance de la investigación permitió descubrir a otras víctimas en Andalucía, Cataluña y La Rioja con el mismo modus operandi que les llevaba a abandonar el lugar donde cometían la estafa antes de finalizar el tiempo de demora pactado para realizar el pago.

En algunos casos, y con el objetivo de ganar tiempo, los presuntos autores de los hechos usaban cheques de empresas estafadas anteriormente para hacer supuestos pagos a los propietarios de las compañías con las que estaban negociando.

La Guardia Civil, que ya ha puesto a los arrestados a disposición judicial, no descarta la existencia de otras personas perjudicadas por lo que continúa con las investigaciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate