La Rioja

Bayo aboga por «renovar» el PP y se decanta por Gamarra como presidenta

Bayo abraza a Ceniceros en la toma de posesión del 2015. ::
Bayo abraza a Ceniceros en la toma de posesión del 2015. ::
  • El exconsejero de Educación con Ceniceros desliga sus preferencias por la alcaldesa de Logroño para liderar el partido de su salida del Ejecutivo regional a finales del 2016

Abel Bayo votará por Cuca Gamarra como presidenta del PP de La Rioja en el congreso regional que la formación celebrará el próximo 1 de abril. El consejero de Educación en la última etapa de Pedro Sanz tras la marcha de Gonzalo Capellán y durante la primera parte de la legislatura de José Ignacio Ceniceros hasta su sustitución por Alberto Galiana ha hecho público lo que viene manifestando a través de las redes sociales desde que se concretó que el cónclave para definir el sucesor de Pedro Sanz será cosa de dos: la alcaldesa de Logroño es, a su juicio, la mejor opción para abrir una nueva etapa en el partido.

Bayo razona su postura en la necesidad de una «renovación real» del PP que, desde su punto de vista, encarna Gamarra frente a un Ceniceros bajo cuyo mandato ejerció como titular de Educación. «Cuca nos llevará al futuro que queremos, si estamos juntos», ha dejado Bayo escrito en Facebook en los perfiles de respaldo que vienen proliferando desde que se inició la carrera por tomar las riendas del PP. «¿Y qué nos ofrecen otros? Sólo conservar lo que tienen. Donde no hay ideas renovadoras, donde la innovación es una mera palabra, donde todo es hueco, ahí no hay futuro. Y sin futuro no somos nada. La grandeza de la vida se presenta en lo que somos capaces de proyectar. Y eso sólo lo representa Cuca». Y añade: «Si sólo pensáramos en el presente, la vida no tendría sentido. Si queremos un buen presente para todos, deberemos planificar un adecuado futuro».

El exconsejero se reafirma «a título absolutamente personal como afiliado» en sus posiciones. «La renovación no puede estar comandada por alguien que siempre ha estado ahí; se deben tener ideas propias», arguye instando a «dejar paso a una generación de jóvenes que es la mejor formada y llena de energía». «El otro día encontré una foto de 1993 y en ella vi la misma persona que, con unas cuantas canas más, hoy se postula como candidato», revela.

Bayo niega que su relevo en el Ejecutivo en noviembre del 2016 tras múltiples rumores deba vincularse a la posición que hace pública ahora. «La salida, como dije, se debió a motivos personales», zanja. En la actualidad, Íñigo Nagore es el único consejero de la etapa de Sanz que sigue en el gabinete de Ceniceros.