La Rioja

Siete kilos de «la coca de la crisis»

Siete kilos de «la coca de la crisis»
  • La Policía Nacional detiene a 9 personas a lo largo de cinco operaciones contra el tráfico de speed

La Policía Nacional ha resumido hoy en una nota de prensa cinco operaciones contra el tráfico de 'speed' en Logroño y otras localidades de La Rioja. El balance es llamativo: los agentes se han incautado en total de casi siete kilos de pastillas de 'speed', además de pequeñas cantidades de otras drogas y cantidades de dinero. El valor de lo intervenido rondaría los 250.000 euros, en más de 10.00 dosis.

Según cuenta la nota, la Policía comenzó a principios de año a vigilar especialmente varios "puntos negros", en los que se vendía o distribuía 'speed' en Logroño, pero también en otras localidades riojanas y en las provincias limítrofes.

Los detenidos son 9, y dos de ellos ya están en prisión. La lista de lo decomisado es larga: 6.968,80 gramos de speed, 3.368 de sustancias de corte, pequeñas cantidades de cocaína, éxtasis, marihuana, hachís y heroína, 3.160 euros, cinco vehículos, 11 móviles, una pistola simulada, equipos informáticos y diverso material para la preparación y distribución de la droga.

Los operativos policiales y las investigaciones posteriores fueron realizados de forma conjunta y coordinada, por agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (U.P.R) de la Brigada de Seguridad Ciudadana y del Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial.

La 'coca de la crisis'

El sulfato de anfetamina, conocido comúnmente como “speed”, es una droga estimulante de las llamadas “recreativas” o de “fin de semana”, de uso extendido entre la juventud, con el fin de evitar el cansancio o “matar el bajón” producido por el consumo de drogas depresoras, como el alcohol o el cannábis, con la finalidad de aguantar mejor durante las noches de fiesta. Puede ser esnifado, fumado o administrado por vía oral y debido a su bajo coste, entre 20 y 27 euros el gramo, comparado con los 60 euros que cuesta la misma cantidad de cocaína, su consumo es mucho mayor, siendo llamada la “coca de la crisis” o “coca de los pobres”.

Al igual que el resto de anfetaminas, estimula las neuronas del sistema nervioso central, proporcionando bienestar, euforia, energía, disminución del cansancio y aumento de la actividad física y mental.

Un consumo 'peligroso'

En su nota, la Policía Nacuional advierte de que el consumo de speed es "altamente peligroso, reportando una serie de consecuencias muy perjudiciales para la salud, a corto y medio plazo, como dolores de cabeza por sobre estimulación, visión borrosa, insomnio, sudoración, ansiedad, dificultad respiratoria, palpitaciones, daños cerebrales y cardiovasculares, pudiendo desembocar en cuadros más graves cuando la ingesta se realiza conjuntamente con otras sustancias estupefacientes, alcohol o bebidas estimulantes que contengan taurina o cafeína".

Así mismo,. dicela nota, posee un elevado poder adictivo, por lo que “engancharse” es relativamente sencillo, generando grandes cambios de carácter, irritabilidad, agresividad y trastornos psicóticos, cuando no es consumida.