La Rioja

video

/ Sonia Tercero

Ensayos de escenarios en crisis

  • Profesionales de 29 cuerpos policiales de 24 países se forman en Logroño en misiones internacionales

  • 200 policías aprenden en La Rioja cómo actuar en situaciones límite, cómo detectar peligros inminentes y qué hacer para salvar una vida en apenas unos minutos

¿Qué hacer si el enemigo está entre nosotros? ¿Cómo desenvolverse en un territorio postguerra? ¿Cómo salvar la vida a una persona hasta que lleguen los servicios de emergencia? ¿Cómo evitar caer en un falso control policial? Estas son algunas de las cuestiones prácticas básicas que se abordan en La Rioja desde el pasado día 13 y hasta el próximo día 23 dentro de la segunda convocatoria del Ejercicio Internacional de Entrenamiento para la Gestión Civil de Crisis (EUPST II), en la que participan 200 profesionales de 29 cuerpos policiales, de 24 países. Procedentes de Austria, Bélgica, Chipre, España, Estonia, Francia, Holanda, Guinea, Italia, Lituania, Polonia, Portugal, Reino Unido y Rumanía, entre otros países, se forman en el Centro de Adiestramientos Especiales (CAE) de la Guardia Civil en Logroño, de forma que puedan responder coordinadamente en misiones internacionales durante escenarios de crisis.

Se trata, explica el comandante Fernando Galiana de un ejercicio organizado y preparado no sólo con la Guardia Civil, sino también con la Guardia Nacional Republicana de Portugal. «Lo que estamos haciendo es formar a estos profesionales de las fuerzas de seguridad en diferentes áreas para poder ser proyectados en misiones civiles de gestión de crisis de la UE». En definitiva, es un «ensayo de la vida real» que va acompañado de una parte teórica que se imparte en la Universidad de La Rioja (UR), que ha cedido parte de sus instalaciones y la colaboración de algún catedrático, y en el propio Centro de Adiestramientos Especiales de la Guardia Civil. «En la práctica, se simula una misión con todo aquello que podría ocurrir en ese despliegue», sostiene Mangado para quien La Rioja es no sólo referencia en adiestramiento de fuerzas especiales, también el CAES es un centro de excelencia en formación de unidades especiales en la UE.

El teniente Perchín, secretario del CAES, que ayer participó en los talleres prácticos que se llevan a cabo en el Polígono de Experiencias para Fuerzas Especiales, en las antiguas instalaciones del Observatorio Geofísico, explica sobre el terreno los ejercicios que se imparten estos días, como el TCCC, a nivel básico, para poner un torniquete. «Es lo mínimo para mantener a una persona con vida veinte minutos hasta que vengan las emergencias». Otra de las actividades es el Green on Blue, que consiste en tratar de evitar los ataques de 'insiders', es decir, de personas de dentro de una misión. Se trata de detectar las señales de estos ataques «como el que desgraciadamente sufrieron las tropas españolas hace unos años en Afganistán» para evitar un desenlace fatal.

También se simula un falso 'Check point' que es «cuando uno llega a un sitio y se encuentra con un montón de policías que, por ejemplo, llevan meses sin cobrar y que aprovechan para sacar todo lo que puedan o pueden poner un peaje que no existe o incluso pueden emplear la violencia y las amenazas físicas».

En la formación también se incluye el circuito IED's que, básicamente, «es todo lo que se puede encontrar una vez que se llega a un país en el que ha terminado la guerra y está sembrado de minas, de artilugios que no han explotado, municiones que no han explotado». «Hay muchas señales que hay que aprender a leer para no ser víctimas de un explosivo», apunta. «Más que nada se trata de aprender lo que no se puede hacer más que lo que se debe hacer, son detalles pequeños, pequeños trucos que pueden salvar la vida».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate