La Rioja
Sanz y Ceniceros, este jueves en el Parlamento.
Sanz y Ceniceros, este jueves en el Parlamento. / Imágenes de Justo Rodríguez

El PP desmiente a Ceniceros y asegura que sólo hay pendientes 30 peticiones de nuevos afiliados

  • El comité organizador del congreso inicia el cotejo «uno por uno» de los 2.735 inscritos y detecta normalidad en el proceso

«Normalidad». Alberto Bretón empleó este jueves esta palabra para describir el clima previo al decimosexto congreso del PP de La Rioja. Una palabra que choca con el acalorado ambiente vivido luego de la presentación efectiva de las dos candidaturas, lideradas por José Ignacio Ceniceros y Cuca Gamarra, y recientes todavía las denuncias del primero por presuntas irregularidades en el proceso de afiliación de algunas solicitudes recientes. Una queja que Bretón traslada para su resolución al aparato del partido, donde un portavoz negó por la tarde las denuncias del presidente del Gobierno. «Sólo hay pendientes de resolver 30 peticiones de nuevos afiliados», garantizaron estas fuentes del PP.

Según su versión, la denuncia de juego sucio lanzada por Ceniceros el miércoles, cuando presentó su candidatura ante sus seguidores en Riojafórum, no se corresponde con la verdad. «No hay ningún limbo», replicaron desde su partido al candidato. Ceniceros había situado en ese escenario de indefinición a un total de cien solicitudes que dio a entender que se habían presentado desde su entorno, posibilidad desmentida por el PP, que limita a esos 30 casos las afiliaciones pendientes de que se reúna el comité ejecutivo, órgano competente para validar dichas peticiones.

El anterior comité, reunido el 25 de noviembre, fue el último donde se aceptaron nuevas incorporaciones, como también subrayó Ceniceros durante su intervención: en total, 288 nuevos militantes que el presidente del Gobierno insinuó que pertenecían a afines al sector de Gamarra. Ceniceros fue más lejos en sus denuncias, aunque reconoció que no había formalizado queja alguna ante los órganos competentes de su partido: pidió neutralidad a Pedro Sanz y también se quejó de que su candidatura dispone de menos recursos que su rival.

Frente a esta larga serie de reproches, Alberto Bretón exprimió este jueves su capacidad para la prudencia. En declaraciones a Diario LA RIOJA, el presidente del comité organizador y delegado del Gobierno explicó que los preparativos de esa cita clave para el futuro del PP siguen el ritmo lógico, dominado durante unos cuantos días por el cotejo («Uno por uno», precisó) del total de 2.735 afiliados inscritos. El comité que preside, formado por cuatro personas adscritas al sector de Gamarra y otras tantas incondicionales de Ceniceros, tiene que comprobar dos datos para garantizar que esos militantes pueden votar en el congreso: que en efecto están afiliados y que además se encuentran al corriente del pago de la cuota.

Bretón también aclaró que en este proceso sale del bolsillo de cada candidato el desembolso que exige su campaña: alquiler de espacios para mítines, megafonía y otros gastos propios de las vísperas congresuales. El PP se limitará a publicar en la web del congreso los documentos que proporcione cada candidato y ofrecerá también su sede, explicó Bretón, por si quieren disponer de ella ambos aspirantes para celebrar actos internos o encuentros con los medios de comunicación. Los gastos inherentes a la organización del congreso también corren por cuenta del partido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate