La Rioja

El PSOE pide crear una mesa de trabajo para impulsar los polígonos industriales

El PSOE pide crear una mesa de trabajo para impulsar los polígonos industriales

  • Un estudio socialista revela la desigual pérdida de población y de afiliados a la Seguridad Social que provoca la desvertebración de la comunidad

logroño. El PSOE de La Rioja propuso ayer la creación de una mesa de trabajo para mejorar la situación de los polígonos industriales riojanos e insistió en la puesta en marcha de un plan de reindustrialización.

El secretario de Economía del PSOE riojano, Vicente Urquía, y el diputado regional socialista Ricardo Velasco presentaron un informe de esta formación que revela que la desigual pérdida de población y de afiliados a la Seguridad Social en los municipios riojanos provoca una desvertebración de la Comunidad.

El grupo parlamentario planteará una proposición no de ley para instar al Gobierno riojano del PP a poner en marcha una mesa de trabajo para la mejora de la situación de los polígonos industriales de La Rioja. El objetivo es conseguir que sean «más atractivos» y que se habiliten «los mecanismos necesarios para propiciar la ubicación de nuevas empresas, así como garantizar la continuidad de las empresas. En esa proposición también se propondrá crear una orden de ayudas para los ayuntamientos y otros entes con el fin de garantizar «el buen estado de las zonas industriales y solucionar los problemas de conexión, suministro eléctrico, de seguridad y de mantenimiento global de sus urbanizaciones, así como facilitar la forma de acceso al suelo industrial a las empresas».

Este informe socialista, que afecta al periodo de 2008 al 2017, concluye que «La Rioja pierde población y pierde afiliación a la Seguridad Social y es necesario vertebrar toda la Comunidad». «En estos nueve años, se ha producido un descenso en la afiliación, con 12.490 personas menos, lo que supone un recorte del 9,35%», en un periodo, además, en el que la región ha perdido «1.707 habitantes respecto a 2008 y 7.155 respecto al 2011».

Comparando los datos del pasado mes de enero con los del 2011, «las cifras son mejores, pero aún así, siguen siendo negativas, 2.125 afiliados menos, un 1,73%». El retroceso, según el informe, se da respecto al 2008 en el régimen general y en autónomos; mientras, sobre el 2011, la diferencia se da en el régimen general y en el agrario.

En el caso de Logroño, se apunta que «al concentrar toda la actividad administrativa y de servicios, cuenta con 6,4 puntos más de afiliación que de población». Por ello, la capital riojana tiene datos positivos respecto al 2011, «pero ha perdido 7.733 afiliados con respecto al 2008».

En el caso del área metropolitana, se indica que «el aumento del peso del porcentaje de población no conlleva mejorar su peso respecto a los afiliados a la Seguridad Social, que bajan el 0,5%», con bastantes diferencias entre municipios. La crisis ha afectado «a la construcción y a la industria» sobre todo, al encontrarse polígonos industriales que han reducido su actividad, como El Sequero.