La Rioja

Piden 17 años para los seis acusados de robar tres palés de langostinos

Aparcamiento donde sucedieron los hechos
Aparcamiento donde sucedieron los hechos / google
  • Asaltaron un camión en la estación de servicio de Calahorra, intentaron atropellar a dos guardias civiles y huyeron con un botín de 12.000 euros

La noche era cerrada en el área de servicio de Calahorra de la AP-68. En la cabina del camión descansaba Thomas Vasilopoulos. Aún a buena distancia de su destino, el histórico puerto del Pireo de Atenas. Detrás, el remolque frigorífico conservaba a la temperatura adecuada tres palets de langostinos congelados. Más de 12.000 euros en crustáceos demandados por una empresa ateniense.

La tranquilidad de la noche se rompió hacia las 5.30 horas. Era el 2 de marzo del 2013. Llegaron tres vehículos. Un Renault Laguna, un Opel Astra y una Renault Master. Los dos primeros, con matrícula de Barcelona, eran propiedad de dos de los imputados; la furgoneta, era de una empresa de alquiler. Al menos siete personas se bajaron de los tres vehículos y, dice el fiscal en el escrito de acusación del juicio que hoy se celebra el Juzgado de lo Penal 1 de Logroño, comenzaron a ejecutar su plan. Siempre presuntamente, rompieron el candado del remolque y se hicieron con los tres palets de langostinos valorados en 12.247 euros.

Pero con lo que no contaban los acusados -A.V.H., D.F.H., S.F.C., A.E.H., E.A.A., y S.L.- era con la presencia de agentes de la Guardia Civil. La huida, relata el fiscal, fue desorganizada. Dos optaron por huir a la carrera en plena noche -plan exitoso para uno de los ahora acusados-, otros lograron llegar a sus vehículos e intentaron incorporarse al doble carril de la autopista.

A bordo del Opel Astra, A.E.H., S.L. y otra persona no identificada intentaron embestir a los agentes de la Guardia Civil que se habían situado en la salida de la estación de servicio para evitar la huida. Intentaron hacer un cambio de sentido, pero colisionaron con el quitamiedos y emprendieron la fuga a pie. A.E.H. fue detenido. Al Renault Laguna sólo llegó su propietario, S.F.C., y A.V.H. No consiguieron esquivar a los agentes y fueron detenidos.

Los langostinos sí huyeron a bordo de la furgoneta -se desconoce la identidad de los ocupantes que lograron huir del lugar del robo-. Nunca aparecieron.

Sostiene el fiscal que todos cometieron los delitos de robo con fuerza y que, además, S.L. es autor de un atentado a agentes de al autoridad. Por todo pide dos años y medio de cárcel para A.V.H., D.F.H., S.F.C., A.E.H., E.A.A. mientras que S.L. se enfrentará a una pena de cuatro años y medio de prisión.

Los hechos:

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate