La Rioja
Noticia de la operación que publicó el Diario de Noticias de Portugal y nota de prensa que colgó en su web la Policía Judicial lusa. :: l.r.
Noticia de la operación que publicó el Diario de Noticias de Portugal y nota de prensa que colgó en su web la Policía Judicial lusa. :: l.r.

Detenida una pareja que esclavizaba a 30 trabajadores en viñedos de Rioja

  • La red, desarticulada en Lanciego (Álava), captaba a sus víctimas entre la población en riesgo de exclusión y con adicciones de Oporto y les ofrecían empleos agrícolas

La promesa era en todos los casos similar. Ofrecían un puesto de trabajo en los viñedos de la Denominación y prometían, además, interesantes retribuciones salariales. El empleo exigía movilidad internacional: la oferta se hacía en la zona norte de Portugal y el lugar de trabajo era La Rioja y Álava. Pero una vez en territorio español, cuando los trabajadores llegaban a su lugar de destino, la realidad era antagónica. Habían sido captados por una red de tráfico de personas que les ha mantenido en situación de esclavitud hasta que este jueves una operación conjunta de la Policía Judicial portuguesa y la Ertzaina vasca les liberó.

Fue el cuerpo policial portugués el que, a primera hora de la tarde de ayer y en una escueta nota de prensa, hacía pública una operación que se cerró con la detención de un matrimonio de origen portugués que dirigía la trama desde Lanciego.

Captados en Oporto

Según el comunicado, el cuerpo policial luso abrió una investigación que les permitió identificar a un grupo de personas -con vínculos familiares- al que atribuyó la comisión continuada de un delito de trata de personas con fines de explotación laboral y que era dirigido por el matrimonio ahora detenido. La investigación constató que los miembros del grupo captaban a sus víctimas en la provincia de Gran Oporto y que elegían un perfil concreto: personas con escasos recursos económicos y «fragilidad mental», dice la Policía Judicial, que también incluye entre los captados a personas con problemas de adicción a las drogas y al alcohol.

Tras el operativo coordinado por ambos cuerpos policiales, agentes de la Ertzaina de Laguardia detenían a las 7.20 horas del jueves en Lanciego al matrimonio que lideraba la trama -tras pasar a disposición judicial, según ha podido saber Diario LA RIOJA, el hombre ingresó en prisión y la mujer quedó en libertad con cargos-. La detención permitió liberar a «más de 30 ciudadanos naturales de Portugal, Argelia, Guinea, Nigeria, Egipto, Rumania y Rusia». Alguno de ellos, completa la información de la Policía Judicial, estaban en situación irregular.

De manera paralela, en las regiones de Minho y Tras-os-Montes (al norte de Portugal), se practicaron registros domiciliarios en varias viviendas relacionadas con colaboradores y familiares de la pareja que lideraba la red. Esta operación se saldó con la detención de dos hombres y una mujer y la incautación de diferente documentación, tres armas de fuego y munición.

Operación similar en Nalda

Hace menos de cuatro meses la Guardia Civil completó en suelo riojano una operación similar que se cerró con la detención de siete vecinos de Nalda de nacionalidad portuguesa. Esta red también captaba en suelo portugués a las víctimas, sobre todo hombres en riesgo de exclusión social y con escasa cualificación laboral, y les ofrecían realizar tareas agrícolas en La Rioja a cambio de un buen salario, seguro, alojamiento y manutención. Pero cuando llegaban hasta Nalda, las víctimas eran recluidas en un sótano que se encontraba en «deplorable estado de salubridad», según informó en su momento la Guardia Civil.

Las víctimas eran trasladadas por toda La Rioja y completaban jornadas de ocho horas de trabajo por 25 euros, de los que luego les descontaban diferentes cantidades por el alojamiento, la manutención y el transporte.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate