La Rioja

La Rioja roza las dos donaciones diarias de médula ósea y se acerca ya a las 170 recomendadas al año

La Rioja roza las dos donaciones diarias de médula ósea y se acerca ya a las 170 recomendadas al año
  • El fallecimiento de Pablo Ráez, el joven andaluz afectado de leucemia, dispara también en la comunidad una ola de solidaridad y compromiso

El elevado nivel de implicación que La Rioja ha demostrado estadísticamente en los últimos años con la donación se visualiza de manera especial en el caso de la médula ósea. Alentada como en el resto de España por el ejemplo del joven Pablo Ráez, que hasta su muerte por leucemia el pasado 25 de febrero lideró una campaña de concienciación a través de las redes sociales con el reto de alcanzar un millón de donantes, la comunidad ha experimentado un incremento exponencial de las personas dispuestas a colaborar con su propio cuerpo para superar la enfermedad.

Sólo entre enero y febrero (últimos datos oficiales disponibles) el número de donantes riojanos de médula ósea alcanza los 106. Se trata prácticamente de una media de dos aportaciones al día y, lo que es más importante, una cifra récord que de mantener su tendencia en los próximos meses superará ampliamente el techo de las 318 que se alcanzaron durante el pasado ejercicio. Un umbral muy superior a las en torno a 190 que se confirmaron en el 2015 y en el 2014 y por encima también de las 227 que se registraron el año precedente cuando empezaron a elevarse las donaciones de médula ósea para permitir que la región cumpliera la estimación que según la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) debe cumplir: 170 cada año.

La evolución multiplica las esperanzas de quienes aguardan un donante compatible y satisface ampliamente las expectativas de la Consejería de Salud. Para el subdirector adjunto al Área de Salud, Carlos Piserra, es difícil establecer una vinculación directa entre el alza y el legado de Ráez. «No se puede deslindar el caso al aumento registrado, pero lo importante es que todos remamos en la misma dirección», reflexiona Piserra para quien lo trascendental «es seguir elevando la cifra de donaciones porque así se incrementan más las opciones de que sean compatibles». Como explica remarcando que el procedimiento es «absolutamente inocuo y nada tiene que ver con afectaciones a la médula espinal», el 60% de los trasplantes que se realizan en España son autólogos -se obtienen las células madres de la sangre del propio paciente- y para el 40% restante es precisa la intervención de un donante que puede ser un familiar del enfermo (en el 30% de ocasiones) o una persona ajena. De ahí la importancia de disponer del mayor número de voluntarios posible, ya que el HLA (grupo de histocompatibilidad) recoge que la probabilidad de encaje es de 1 de cada 40.000 casos. «Cuantas más voces haya animando a la donación, más avanzaremos», concluye Piserra.

¿Quién?

Para inscribirse como donante basta con tener entre 18 y 55 años y disponer de buena salud general.

¿Dónde?

Una vez informado sobre los compromisos de convertirse en donante es necesario inscribirse. El contacto telefónico en La Rioja es el 941 298 000 (Coordinación de Trasplantes del San Pedro) o de forma presencial en el propio hospital (de 8 a 15 horas).

¿Cómo?

Se extrae una muestra de sangre como en el caso de una analítica normal al donante, que debe rellenar un consentimiento. En unas semanas recibe una carta confirmando el registro y disponibilidad para todas las búsquedas de donante que se inicien.

¿Cuál es el procedimiento?

La donación de progenitores hemapoyéticos puede llevarse a cabo de dos formas. A) Obteniendo células madre de sangre periférica después de la administración de 4 ó 5 inyecciones subcutáneas de unos agentes llamados 'factores e crecimiento' B) Extrayendo sangre medular de la parte posterior-superior de la pelvis mediante unas punciones. Esta fórmula requiere ingresar 24 horas y sólo se realiza en el 20% de casos o para pacientes con patologías particulares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate