La Rioja

La huelga logra mayor seguimiento en ESO y Bachillerato pero escaso en Infantil y Primaria

1
1
  • Educación cifró el seguimiento del paro en el 31,8% entre los alumnos y los sindicatos se felicitaron por la participación mayoritaria

No hubo una respuesta unánime de la sociedad riojana a la jornada de huelga general convocada ayer en defensa de la escuela pública. La participación en la jornada de paro en todos los niveles educativos y en todos los sectores, alumnos, profesores y personal de administración y servicios fue desigual. A grandes trazos, de acuerdo con el sondeo efectuado por este diario entre los centros de la región, fue mayoritaria entre los alumnos de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional en la pública, escasa entre los de Infantil y Primaria, y prácticamente simbólica en los centros concertados.

La respuesta de los profesores a una jornada de paro que llega cuando en el Congreso se cocina el futuro e histórico pacto educativo, fue tibia y la asistencia del personal de administración y servicios a sus puestos de trabajo fue prácticamente plena.

En concreto, en Infantil y Primaria la convocatoria apenas despertó interés, especialmente en la enseñanza concertada, donde el apoyo ha sido residual, mientras que en los centros públicos, el seguimiento osciló entre el 5 y el 58% registrado, por ejemplo, en el CEIP Varia.

En Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional el apoyo fue contundente, con porcentajes en algunos casos que rozaron el 100%. En la Universidad de La Rioja (UR), a falta de un registro de alumnos, sí que se apreció en las aulas mayor seguimiento en la jornada de huelga de ayer que en anteriores convocatorias.

En cuanto a los profesores, la respuesta fue más tibia, quizá porque, como explicaron en algunos centros consultados, la falta de unidad en la convocatoria -ANPE y CSIF se desmarcaron de la huelga- favoreció cierto desánimo entre los docentes.

En el baile de cifras que acompaña a cada huelga y a cada manifestación, la Consejería de Educación cifró en el 31,8% el respaldo medio registrado entre el alumnado de todos los niveles, tanto en la pública como en la concertada, mientras que los sindicatos convocantes, CCOO y UGT, ofrecieron otra versión más amable, con tasas de entre el 50 y el 90 en función de los niveles.

Minutos antes de la manifestación que puso el colofón a la jornada de paro, Mikel Bujanda, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, se mostró satisfecho por el apoyo de la sociedad riojana con una huelga con la que quieren dar la puntilla a la polémica Lomce, derogar las reformas universitarias y recuperar los derechos «perdidos» durante los años de crisis por los trabajadores. La de ayer también pretendía ser una llamada de atención para que en el futuro pacto por la educación se escuche la voz de toda la comunidad educativa, al margen hasta ahora del debate. «Estamos aquí -insistió- para pedir al Gobierno de La Rioja y al de la nación que tienen que tener en cuenta a la comunidad educativa a la hora de legislar». «La comunidad educativa de la escuela pública -añadió- viene clamando desde hace tiempo a los políticos que no pueden dejar pasar la oportunidad de que lleguemos a un acuerdo político y social por la educación, pero es imposible si no hay derogación de la Lomce».

Alicia Romero, secretaria de Enseñanza de UGT-Rioja, aseguró que la jornada ha servido para pedir, «fundamentalmente, la derogación de la Lomce y revertir los recortes que en los últimos años han supuesto un retroceso del sistema educativo y de las condiciones laborales del profesorado». Al igual que Bujanda, advirtió a los partidos políticos de que a la hora de hacer un pacto por la educación «no sólo debe ser político, sino social, contando con la comunidad educativa para evitar lo que ha ocurrido ahora con la Lomce, que es una ley sin consenso y muy contestada».

En la manifestación, que partió a las 18.30 horas desde el Rectorado de la UR, participó más de un millar de personas que coreaban lemas como 'Ni cheques ni conciertos para el Bachillerato' o 'Sí, sí, sí, la pública está aquí'.

Antes, por la mañana, unos 1.500 estudiantes, convocados por la Coordinadora del Movimiento Estudiantil de La Rioja, se manifestaron por las calles de Logroño. La marcha partió a mediodía desde el paseo de El Espolón, donde se leyó un comunicado contra la Lomce y el decreto '3 + 2' frente a la sede de la Delegación del Gobierno en La Rioja. Desde ahí, los participantes se desplazaron hasta el Palacio del Ejecutivo regional, donde leyeron otro manifiesto sobre la EBAU en La Rioja. Una pancarta con el lema 'Luchar por la educación que queremos. Pública/Crítica/Inclusiva/Gratuita/Feminista' encabezó una manifestación en la que también se portaron carteles en los que se podía leer: 'La educación es un derecho, no un privilegio', '3+2= Mercantilización. Elitización ¡Insumisión'.

También ayer, coincidiendo con la jornada de huelga, los diputados regionales socialistas Emilia Fernández y Raúl Díaz anunciaron la presentación de 28 enmiendas parciales a los Presupuestos de La Rioja para el 2017 en materia de educación y universidad por más de 4 millones de euros. Todo ello con los objetivos de «defender la educación pública, aumentar las ayudas y becas a las familias y estudiantes, combatir la alta tasa de abandono escolar, impulsar la etapa de 0 a 3 años, luchar contra el acoso escolar y convertir a la UR en centro receptor y difusor de talento que dé el impulso económico que nuestra Comunidad necesita».

En el conjunto del país, la Plataforma Estatal por la Escuela Pública elevó la participación del profesorado de la huelga hasta el 65% y la del alumnado y sus familias en el 85%. Unos datos que contrastan con la valoración que hizo el Ministerio de Educación, cuyos responsables indicaron que la incidencia de la protesta fue «mínima». En un comunicado, la Plataforma advirtió de que seguirá movilizándose si el Gobierno «no ceja en su empeño de obviar» a profesores, alumnado y familias con sus actuaciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate