La Rioja

La Guardia Civil sorprende a un furtivo en Santa Eulalia Somera

El puesto oculto preparado para disparar a los animales
El puesto oculto preparado para disparar a los animales / G.C.
  • El hombre, vecino de Santa Eulalia Bajera, mantenía un 'bañadero' ilegal al que atraía a los animales para dispararles desde un puesto oculto

La Guardia Civil ha detenido a un cazador furtivo de 56 años, vecino de Santa Eulalia Bajera, al que sorprendió en plenos preparativos para la caza ilegal en un paraje de Santa Eulalia Somera.

El Seprona empezó a investigar la zona cuando vio que en varios lugares próximos al 'Barranco de Altarrobe" había restos de gasoil y aceite impregnados en árboles cercanos. Inspeccionando la zona, los agentes descubrieron un "bañadero" artificial (un lugar al que acuden los animales a bañarse o revolcarse) expresamente preparado para atraer a los jabalís: repleto de gasoil, maíz, vegetales y restos de vísceras de animales muertos.

Cerca, a unos cinco metros, había un apostadero oculto en una ladera y tapado por vegetales, desde donde el furtivo podía disparar a placer a los animales atraídos por su trampa.

Una vez descubierto el lugar, quedaba atrapar al responsable. Los agentes del Seprona establecieron varios puestos de vigilancia en la zona. El trabajo dio frutos en la tarde-noche del pasado 11 de febrero, cuando el vecino de Arnedillo fue sorprendido derramando sobre el bañadero gasoil mezclado con aceite usado, para atraer a los jabalíes.

Ahora el hombre se enfrenta a tres infracciones distintas: contra la Ley de Caza, contra la Ley de Aguas y contra la Ley de Residuos y suelos contaminados. Si se valoran en su máxima gravedad, el hombre podría llegar a ser condenado a pagar 58.000 euros de sanción.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate