La Rioja

La Ley de Acompañamiento sale adelante entre críticas por la falta de progresividad

También el proyecto Ley de Medidas Fiscales y Administrativas superó el escollo de las enmiendas a la totalidad planteadas por PSOE y Podemos gracias a la abstención de C's. La falta de progresividad, especialmente en el IRPF, fue en este caso el argumento medular del partido morado para mostrar su rechazo y proponer una ampliación de los tramos autonómicos. «Esta norma no está basada en criterios técnicos, sino ideológicos», arguyó Ana Carmen Sainz para censurar que sean «las clases medias sobre quienes se hace recaer el peso de mantener las arcas públicas» y a la vez se siga tratando más benévolamente a las rentas altas.

El PSOE sumó a esa perspectiva constatada en la bonificación del impuesto sobre Patrimonio su disconformidad con el afán de aprovechar el proyecto para modificar hasta doce leyes. Una cifra «récord» de entre las que Francisco Ocón destacó dos por diferentes razones. La Ley de Función Pública por la regulación de las comisiones de servicios y la vacante que José Ignacio Nieto ocupó «de forma urgente» tras cuatro años vacante y ahora sigue vacía tras su marcha a Madrid y la Ley de Cámara de Comercio que abre la vía a su extinción. En este caso, por entender que no es el procedimiento adecuado y requiere un debate plural.

C's, esta vez por boca de Tomás Martínez, insistió en el «diálogo y responsabilidad» demostrados a su entender por su formación. «Ésta ya no es una Ley muy del PP, sino de todos, y que saldrá adelante gracias a Ciudadanos», se vanaglorió para hacer hincapié en las medidas que apuntan hacia el medio rural riojano. La portavoz del Grupo Popular, Concepción Arruga, amplió las bondades apuntadas por Martínez a los beneficios fiscales para las familias, jóvenes, discapacitados o autónomos, respondiendo a Ocón sobre la Cámara Comercio que la entidad «será lo que los empresarios quieran que sea».

Además de refrendar todas las virtudes de Ley de Acompañamiento, Alfonso Domínguez replicó a a PSOE y Podemos asegurando que «en La Rioja son prácticamente la misma cosa; los dos hablan de progresividad fiscal, pero lo que les gusta es la confiscación».