La Rioja

La verdura toma tierra

Aspecto de la plaza de Abastos de Logroño, en una imagen de archivo. :: jonathan herreros
Aspecto de la plaza de Abastos de Logroño, en una imagen de archivo. :: jonathan herreros
  • Los únicos productos que se han visto afectados por el temporal de frío en Europa han sido la lechuga y la coliflor

  • Los altos precios de la verdura no se notan en el campo riojano

El temporal de frío que ha asolado a gran parte de Europa ha hecho que se dispare la demanda de los productos frescos en general y de las verduras en particular. Una circunstancia que, a su vez, ha provocado un notable alza de los precios en productos hortícolas como el calabacín, la lechuga, las judías verdes, la coliflor o la alcachofa. Han llegado momentos en que el coste de la lechuga iceberg se han cuadruplicado; los del calabacín, se han triplicado y los del brócoli y el pepino, multiplicado por dos. Pero este aumento de precios no ha afectado demasiado al campo riojano.

«Hay determinados productos que nosotros sólo cultivamos en la época de verano como el calabacín que es uno de los que más se han encarecido y por eso no nos hemos visto afectados por esta subida de precios, ni siquiera porque la gente haya dejado de comprarlos por los altos precios y se hayan pasado a otros productos», explica Marta Montoya de la cooperativa El Raso de Calahorra.

La lechuga sí que ha operado un aumento del coste para el consumidor en los campos de nuestra comunidad. «Hemos podido notarlo en el precio de la lechuga, pero no tanto por la meteorología europea como por el temporal de hace unos días de Murcia que asoló algunos cultivos de la zona y ha hecho que haya menos cantidad», continúa.

La coliflor

Uno de los cosas más extraños de los efectos del temporal europeo en el campo riojano ha sido el de la coliflor. Su precio era de cinco euros la docena en las últimas semanas del 2016 y pasó, de repente, a los nueve euros en la segunda semana del pasado mes de enero. Cuatro euros de incremento en apenas unos días. Ahora la coliflor vuelve a estabilizarse y esta misma semana ya ronda los seis euros, precio habitual en el momento en el que nos encontramos. Este aumento también afectó al romanescu, pero una semana después. Esta variedad, que se produce de forma abundante en la comunidad autónoma, llegó también a pagarse a nueve euros la docena durante el mes de enero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate