La Rioja

LA DISPUTADA ACTA DEL SENADOR SANZ

Sanz y Ubis conversan durante la firma del acuerdo de investidura entre PP y C's en junio del 2015. :: juan marín
Sanz y Ubis conversan durante la firma del acuerdo de investidura entre PP y C's en junio del 2015. :: juan marín
  • C's y PP tensan sus relaciones a cuenta de la iniciativa que plantea poder revocar al senador autonómico y los populares avisan de que recurrirán al TC si sigue adelante

C's ha cumplido la advertencia que lanzó el pasado julio, cuando puso en cuestión la renovación de la credencial de Pedro Sanz como senador autonómico tras del 26-J al entender que había perdido la confianza del Parlamento. Las críticas de la formación naranja -que al inicio de la legislatura apoyó el nombramiento del expresidente regional con dos votos a favor y otras tantas abstenciones- no impidieron que Sanz volviera a Madrid y repitiera como vicepresidente primero de la Cámara Alta, pero avisó de que impulsaría una reforma de la norma que regula desde hace 22 años la designación de este cargo para desligarlo de intereses partidistas.

La admisión a trámite por parte de la Mesa de la proposición de Ley firmada por C's no sólo ha reverdecido la polémica ya suscitada sino que parece tensar las relaciones entre el partido gobernante y el que le sustenta según el acuerdo de investidura suscrito en junio del 2015. El portavoz parlamentario, Diego Ubis, dio ayer cuenta de la iniciativa que, según explicó, incluye tres novedades. Por un lado, que la postulación de candidatos se abra a propuestas de los diferentes partidos para favorecer un debate objetivo en el pleno previo a una reforma del Estatuto que no constriña las opciones a diputados regionales. Por otro, regular causas de revocación y cese «como protección ante casos de corrupción en los que el senador es imputado y cuenta con el aforamiento que otorga el cargo» y, como colofón, «normalizar las relaciones con el Parlamento que le elige» articulando comparecencias periódicas ante el hemiciclo y que rinda cuentas del trabajo que hace como «auténtica voz» de La Rioja ante la Cámara de representación territorial. «Algunos viven más cómodos en el pasado y prefieren seguir anclados en la mayoría absoluta, pero el ocultismo se ha acabado», sentenció Ubis para negar que la medida pueda interpretarse como una 'Ley anti-Sanz'.

El PP rebatió los argumentos de C's. Y no de cualquier manera, sino desvelando un informe del letrado mayor que concluye que la Mesa podría haber inadmitido la proposición de Ley al considerar que la incitativa vulnera el Estatuto de Autonomía, la LOREG y el bloque constitucional. «Actitudes así nos abochornan», declaró la portavoz parlamentaria, Concepción Arruga, para añadir: « No sé quién se cree C's para, siendo la fuerza menos votada en el Parlamento, arrogarse el sentir de la calle cuando a los riojanos les preocupa más el crecimiento económico y que se genere empleo que modificar el proceso de regulación del senador autonómico».

La exconsejera de Hacienda equiparó la propuesta de C's a la Ley 'anti-Barberá' impulsada por Podemos en Valencia y adelantó que en La Rioja tendrá el mismo recorrido: recurso del PP ante la Mesa por admitirla, enmienda a la totalidad si el PSOE respalda a C's y, si aún así prospera, apelación al Tribunal Constitucional. Sólo coincidió con su homólogo en que la propuesta no tiene al expresidente en la diana ni afectará al pacto de legislatura. «El propio Ubis defendió que Sanz sería el mejor representante de La Rioja en el Senado tras 20 años de Gobierno y, además, si la medida se concreta, se aplicaría la próxima legislatura».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate