La Rioja

Las denuncias por violencia de género crecieron el 4,25%, hasta sumar 514

Olga Fernández Maestu y Alberto Bretón, ayer. :: D. G.
Olga Fernández Maestu y Alberto Bretón, ayer. :: D. G.
  • Las denunciantes de nacionalidad española fueron 308, el 59,9%, de las que 37 eran menores de edad

La Rioja acumuló el pasado año 514 denuncias por violencia de género, 21 más que en el ejercicio anterior, lo que supone un incremento interanual del 4,25%, según destacó ayer el delegado del Gobierno, Alberto Bretón, quien desglosó algunos detalles de la memoria anual de la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer, acompañado por su responsable, Olga Fernández Maestu.

Bretón, que se felicitó porque la región «haya sumado el séptimo año consecutivo sin víctimas mortales entre el colectivo femenino por malos tratos», hizo un llamamiento a «mantener la coordinación y colaboración entre las administraciones para continuar con la labor de lucha eficaz que se está llevando a cabo contra esta lacra en el territorio riojano». El delegado también animó a los riojanos a «permanecer atentos y no bajar la guardia para que todos los casos de violencia de género salgan a la luz».

Dos casos con lesiones graves

En este sentido, destacó el incremento de las denuncias registradas el pasado año hasta sumar 514, de las que, detalló, que hubo 202 casos con lesiones, dos de ellos con heridas de gravedad, el 0,4% del total. «Ante la violencia de género nadie puede mirar para otro lado porque es un problema social y de los más graves», remachó Bretón.

Del mismo modo, Olga Fernández Maestu animó a las mujeres a denunciar porque «hay solución, de la violencia se sale». En este sentido, la jefa de la Unidad contra la Violencia de Género, resaltó que el pasado año se presentaron denuncias por parte de 37 mujeres menores de edad. «No se trata tanto de que haya subido la violencia de género entre los más jóvenes, sino que las chicas son más conscientes de lo que ocurre en su relación, tienen más información y se acercan más a pedir ayuda», añadió Fernández Maestu, que detalló que dos de las denuncias fueron interpuestas por menores de 16 años; otras 6, por jóvenes de entre 16 y 17 años; y 29, por chicas de entre 18 a 20 años. Sin embargo, el grueso de denuncias correspondió a la franja de mujeres de entre 31 y 40 años, 183, el 35,6%; y de entre 21 a 30, con 121.

De las 514 denuncias, 308 fueron interpuestas por mujeres españolas, el 59,9%. El resto de denunciantes fueron 53 de origen rumano, 29 marroquíes, 28 colombianas, 16 bolivianas, 15 ecuatorianas. En cuanto a los denunciados, además de que el 62,8% eran españoles, el grupo de edad mayoritario fue el de los hombres de entre 31 a 40 años, 161, el 31,3% del global. Solo hubo una denuncia presentada contra un menor de edad.

El teléfono de atención a la víctima, gratuito, operativo las 24 horas del día los 365 días del año y que no deja rastro en la factura, recibió el año pasado la llamada de 366 mujeres desde La Rioja y de más de 78.o00 en toda España.