La Rioja

«Trump no abrirá una guerra comercial con Europa ni perjudicará las exportaciones»

Martínez Lázaro, profesor de Economía y Análisis de Países. ::  IE University/IE Business School
Martínez Lázaro, profesor de Economía y Análisis de Países. :: IE University/IE Business School
  • Martínez Lázaro no prevé grandes cambios en las relaciones económicas con Estados Unidos y augura «oportunidades» para las empresas presentes en ese país

  • Juan Carlos Martínez Lázaro Profesor del IE Business School

El Círculo Logroñés acoge hoy, a la 19.30 horas, una conferencia del profesor de Economía y Análisis de Países del IE Business School, Juan Carlos Martínez Lázaro, quien en esta entrevista lanza un mensaje tranquilizador: el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no declarará la guerra comercial a Europa: «Ni a los países ni a sus empresas les interesa», dice.

Como profesor tiene que ser apasionante explicar a sus alumnos este ciclón llamado Trump.

(Ríe) ¡Sí! Aunque llevo más de 25 años enseñando economía en el IE Business School y siempre les digo a mis alumnos que soy muy afortunado, porque el discurso va cambiando de un día para otro y no hay dos clases de economía en las que cuente prácticamente lo mismo. Y ahora hay un interés muy grande por la economía norteamericana, por las políticas que Trump está aplicando. Es un personaje muy mediático en el ámbito económico, político y social, y eso despierta mucho interés. Así que si la economía de por sí ya es apasionante, quizás en este momento lo sea un grado más.

¿Cuáles van a ser las consecuencias de las políticas de Trump para la economía mundial?

Van a ser importantes pero no hay que hablar de cataclismo. Además sus medidas todavía no están definidas por completo y no ha tomado una de calado. Sí, ha renunciado al acuerdo de comercio transpacífico, pero éste no había sido ratificado y, por lo tanto, no estaba en vigor. Quedan por ver las medidas proteccionistas, en qué se concreta el 'America first' (América lo primero), el apoyo a las empresas y la producción estadounidenses, etcétera. Los mayores efectos de esas políticas se van a notar en los países del entorno, básicamente México que, al estar en primera línea, puede sentirse especialmente preocupado.

Y a Europa, a España, y más en concreto a La Rioja ¿cómo nos afectarían los aranceles? Estados Unidos es el quinto destino de las exportaciones regionales, algo más de cien millones de euros al año...

Todavía está por ver si va a haber algún tipo de política proteccionista contra la UE. Para Trump, los rivales son los chinos y México. Así que no parece que vaya a ir por ahí contra la UE porque eso provocaría una respuesta en el mismo sentido por parte de las autoridades europeas. Si al final Estados Unidos establece algún tipo de restricción, aunque nada apunta a que vaya a hacerlo, se llegaría a una guerra comercial en la que todos perderíamos. Una situación que no les interesa ni a las empresas norteamericanas ni a las europeas. Más allá de la retórica que maneja, no creo que Trump vaya a meterse en un problema con Europa que pudiera perjudicar nuestras exportaciones. Además, y dado que la economía norteamericana va a prolongar su ritmo de crecimiento, las oportunidades para exportar aumentarán. Así que puede ser una buena oportunidad para las empresas españolas ya presentes allí.

Trump, 'brexit', populismo... ¿Estamos ante los tres factores de la tormenta perfecta?

Las tres cosas son la misma: el auge de los populismos, ya sea nacionalista como el del 'brexit' o de traje y corbata como el de Trump. Lo que tenemos que preguntarnos es cómo estos populismos económicos y xenófobos son capaces de ganar elecciones y referéndum, y de marcar las agendas políticas. A mi juicio, la respuesta es clara: la crisis, a pesar de que nominalmente la hemos superado y las economías crecen y se crea empleo, ha dejado unas clases medias muy damnificadas, empobrecidas y proletarizadas. En ese caldo de cultivo es en el que el mensaje populista en sus diferentes acepciones (nacionalista, de izquierdas, de derechas proteccionistas) ha crecido y se ha desarrollado.