La Rioja

Agricultura será inflexible en el rechazo de pastos para solicitar nuevas plantaciones

Laderas de Clavijo, donde un adjudicatario de viñedo ha recibido autorización para plantar 20 hectáreas de nuevo viñedo.
Laderas de Clavijo, donde un adjudicatario de viñedo ha recibido autorización para plantar 20 hectáreas de nuevo viñedo. / JUSTO RODRÍGUEZ
  • Nagore avanza que será preciso demostrar con minuciosidad la actividad agraria de los solicitantes por mandato expreso del Ministerio

23 de enero. Ésa será la 'foto fija' del SIG-PAC que la Consejería de Agricultura utilizará para catalogar las superficies que los solicitantes de nuevas plantaciones de viñedo acrediten en el nuevo proceso abierto de petición de permisos administrativos para plantar. Todas aquellas solicitudes realizadas para la conversión de superficies de pastos en uso agrario que no estén resueltas antes de dicha fecha no serán tramitadas hasta que concluya el periodo de solicitud de nuevas plantaciones, es decir, hasta el 15 de marzo. El precedente del reparto de plantaciones del 2016, con el 'perverso' prorrateo sin límites de forma que quien más tierra acredita para plantar más viñedo recibe, ha llevado a la 'locura' al campo riojano, que ha llegado a colapsar las oficinas de la Seguridad Social para nuevas inscripciones de familiares y personas vinculadas a viticultores y las de Tributos para tramitar las tasas de los contratos de arrendamiento de tierras.

El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, acompañado del director general de Desarrollo Rural, Daniel del Río, presentó el decreto que regula la gestión del viñedo en la Comunidad riojana (publicada ayer en el BOR), pero el interés estaba en los criterios que seguirá su departamento para tramitar y admitir solicitudes para nuevas plantaciones en el 2017. Nagore avanzó que el pasado viernes el Ministerio de Agricultura publicó las nuevas directrices que debe seguir el proceso en las que alerta expresamente de la obligación de las consejerías regionales de velar y actuar contra situaciones sospechosas: «El Ministerio nos exige ser escrupulosos y el sector también nos ha pedido rigor, por lo que vamos a tener todo el rigor del mundo», advirtió Nagore.

En este sentido, desde el pasado día 1 y hasta el 15 de marzo, está abierto el plazo para solicitar nuevas plantaciones y, tras el resultado del proceso de adjudicación del 2016, las peticiones de conversión de terrenos catalogados como pastos se han disparado para optar a una mayor cantidad de las 645 hectáreas que autorizará el Ministerio para Rioja: «Estamos preocupados porque se están cometiendo barbaridades, con un crecimiento exponencial de solicitudes para cambio de uso de los suelos, incluso en sitios no aptos y levantando arbolados». «Vamos a exigir -añadió- aptitud agrícola y poner coto a los pastos».

El criterio de primar entre los solicitantes del reparto a los jóvenes menores de 41 años con actividad agraria pero no vitícola se mantiene también este año, con lo que la otra cuestión clave, además de la preselección de superficies, está en la comprobación de la actividad agraria del 'jefe de explotación' (solicitante): «Podemos exigir un 'millón de cosas' para acreditar su actividad agraria y exigiremos las que sean necesarias para que así sea».

La decisión se produce después de que en el reparto del 2016 la Consejería de Agricultura detectase que la gran mayoría de peticionarios, pese a que el viñedo estaba inicialmente destinado a jóvenes agricultores sin viñedo, eran en realidad parientes, trabajadores o gente muy cercana a viticultores. Nagore advirtió en este sentido que «las directrices ministeriales han cambiando de 2016 a 2017 y vamos a ser muy escrupulosos».

Cambios para el 2018

Así, el consejero especificó la posibilidad de exigir el pago de la Seguridad Social Agraria, declaraciones de la PAC del año anterior, pero también justificación de ingresos agrarios, pago de seguros o incluso gasto en insumos (combustibles, abonos, etc.) a nombre de los titulares.

Íñigo Nagore confirmó también que habrá nuevos criterios en el 2018 y mostró su confianza en que el Ministerio atenderá las demandas de La Rioja para evitar nuevas situaciones como las de estos dos años: «Habrá un borrador para marzo y esperamos que refleje las prioridades que hemos solicitado». De momento, lo que está en marcha es el reparto del 2017, con un campo auténticamente 'desaforado' para acceder a nuevas plantaciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate