La Rioja

Trujillano deja el Museo de La Rioja tras recrudecerse las críticas a su gestión

Sánchez Trujillano en una imagen de archivo junto a un cuadro que por error se atribuyó al Greco. ::
Sánchez Trujillano en una imagen de archivo junto a un cuadro que por error se atribuyó al Greco. :: / M. HERREROS
  • La responsable de la entidad deja su cargo coincidiendo con el final de la prórroga de seis meses que solicitó tras alcanzar la edad de jubilación

María Teresa Sánchez Trujillano abandona la dirección del Museo de La Rioja y su cese será efectivo el próximo lunes. La responsable de la pinacoteca riojana deja su puesto coincidiendo con el fin de la prórroga de seis meses que en el 2016 le concedió la Dirección General de Cultura y Turismo una vez que cumplió 65 años, la edad de jubilación. No obstante, cabía la posibilidad de que solicitara permanecer otros seis meses en el mismo puesto.

El anuncio lo efectuó ayer la consejera de Desarrollo Económico, Leonor González Menorca, un día después de que la oposición parlamentaria riojana, PSOE, Podemos y Ciudadanos, pidiera su comparecencia urgente para que explicara la «preocupante» situación del Museo de La Rioja, agravada, según dijeron, tras la decisión de prorrogar su cargo.

Tras el cese aceptado por el Gobierno de La Rioja, se tramitará una convocatoria pública para proveer el puesto de jefe de servicio de Museo y exposiciones de la Dirección General de Cultura y Turismo a la que se podrán presentar, tal como establece la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), funcionarios del grupo A1 que cuenten con la titulación adecuada y que acrediten los méritos y la capacidad idónea para desempeñar el puesto. La convocatoria estará abierta tanto a los funcionarios de la Comunidad de La Rioja como de otras comunidades.

Después del anuncio, González Menorca recordó que la titular del Museo solicitó una prolongación de la permanencia del servicio activo, «como puede hacer cualquier otro trabajador», indicó. Es un derecho que está recogido en el artículo 39.4 de la Ley de Función Pública y sólo puede ser denegado por una serie de causas que «no concurrían» en este caso y, por tanto, se le concedió la prórroga solicitada. A ello se sumaba que había una serie de proyectos, como abrir la tercera planta del Museo de Briones, que Sánchez Trujillano deseaba terminar.

Antes de concluir, la consejera agradeció a la directora los servicios prestados, en concreto, «la labor que ha desempeñado en los meses que llevo yo al frente de la Consejería». Respecto al trabajo desarrollado, «independientemente de la polémica que haya habido en los medios, en la sociedad y en la calle sí que creo que ha cumplido todos los objetivos», de ahí que reiteró su agradecimiento a la responsable de la pinacoteca.

Los trabajadores el Museo que el pasado mes de octubre solicitaron a Cultura que no prorrogara a Sánchez Trujillano en su puesto declinaron ayer pronunciarse sobre su marcha .