La Rioja

Los transportistas rechazan el desvío obligatorio de camiones por la AP-68

Los transportistas rechazan el desvío obligatorio de camiones por la AP-68

  • El sector, representado por Atradis, pide elevar del 50% al 80% la bonificación y exigen inversiones en la N-232

Los transportistas riojanos rechazan el desvío obligatorio por la AP-68 de los camiones que circulan por la N-232 y apuestan por elevar del 50% al 80% la bonificación para favorecer el desplazamiento voluntario de estos vehículos pesados desde la congestionada vía nacional a la autopista.

La Asociación de Transporte de La Rioja (Atradis) reunió ayer al sector para tomar una postura común ante el anuncio del ministro de Fomento de trasladar el tráfico de camiones que circulan por la N-232 a la AP-68 con un peaje bonificado del 50%.

Los camioneros riojanos aseguran que «somos los primeros interesados en favorecer la seguridad vial». Y en este sentido, añaden que «la principal decisión que se debe adoptar es realizar inversiones en infraestructuras que corrijan las condiciones de inseguridad de las vías riojanas». Atradis recuerda que «en las últimas décadas, los sucesivos Gobiernos de España no han realizado estas inversiones y esto nos coloca con un claro déficit de infraestructuras respecto al resto de España». En consecuencia, «ha llegado el momento de diseñar un calendario de inversiones en infraestructuras en La Rioja, que remedie definitivamente este problema. Solamente esta política podrán solucionar de forma permanente estos conflictos en nuestra comunidad autónoma», añaden.

Respecto al desvío de camiones obligatorio planteado por Fomento, los transportistas señalan tajantes su oposición «con toda firmeza» a que esta medida sea de carácter obligatorio. «No se puede obligar al sector del transporte a que asuma en solitario los costes económicos que ahora ocasiona la falta de inversión en infraestructuras durante años», justifican.

Además, la AP-68 terminará congestionándose y se convertirá en otra vía lenta, «dejando a La Rioja sin un acceso rápido por carretera».

El sector apuesta por realizar «una oferta para la utilización voluntaria de la AP-68 lo suficientemente atractiva como para que de forma voluntaria muchos transportistas riojanos la utilicen». De esta forma, considera que se producirá una «distribución equilibrada» del tráfico pesado entre la N-232 y la AP-68 que no congestione ninguna de las dos vías.

Atradis recuerda que desde el año 2014, el Ministerio de Fomento ofrece un descuento del 50% de la tarifa de la AP-68, en tránsitos por La Rioja, para vehículos pesados. «Este descuento no es suficiente para incentivar la utilización de la AP-68 por parte de los transportistas como queda demostrado por su baja utilización», expone de forma que considera que «hay que aumentar el importe del descuento respecto a la tarifa oficial hasta el 80% para que realmente sea atrayente».

Por último, avisa de que «no podemos olvidar que los accesos a la AP-68 no están preparados para absorber un gran número de vehículos pesados».