La Rioja

El Supremo confirma las penas de prisión impuestas a los asesinos de 'El Sevi'

Operarios de la funeraria sacan el cadáver de 'El Sevi', la noche del 31 de octubre del 2012, del portal de la vivienda en la que habitaba en el barrio logroñés de La Estrella. A la derecha, la víctima en una imagen de Facebook. :: Juan Marín
Operarios de la funeraria sacan el cadáver de 'El Sevi', la noche del 31 de octubre del 2012, del portal de la vivienda en la que habitaba en el barrio logroñés de La Estrella. A la derecha, la víctima en una imagen de Facebook. :: Juan Marín
  • El Alto Tribunal considera «pruebas de cargo» los testimonios de los tres testigos que inculparon a los acusados, condenados a un cuarto de siglo de cárcel

lOGROÑO. La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia por el asesinato de Antonio José Ávila, 'El Sevi', que la Audiencia Provincial de La Rioja dictó el 21 de abril del 2016 y en la que condenaba a 20 años de prisión por el delito de asesinato y a 5 por robo con violencia a Adrián Velasco, 'El Velas', y a Gonzalo Bailón, a quien además se impuso otro año por tráfico de drogas. El Alto Tribunal considera «pruebas de cargo» los testimonios de tres testigos que inculparon a los acusados, según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja.

La Audiencia Provincial, que impuso la pena más alta por asesinato -20 años- por apreciar «extrema violencia en los hechos y por los medios utilizados en la agresión, un instrumento contundente y un cuchillo», consideró probado que a finales del mes de octubre del 2012 ambos procesados, tras ponerse de acuerdo, se trasladaron al domicilio de la víctima, en el barrio logroñés de La Estrella, con la idea de apropiarse de una cantidad de marihuana que ésta guardaba en su casa y que distribuía habitualmente.

Mientras 'El Sevi' permanecía sentado en un sofá de la sala de su casa, uno de los acusado, Gonzalo Bailón, se acercó por detrás y le golpeó en la cabeza con un instrumento contundente que llevaba escondido en la ropa. Seguidamente Adrián Velasco se fue a la cocina, cogió un cuchillo y lo degolló. Ambos agresores abandonaron la casa llevándose la droga, un teléfono móvil, un ordenador y un anillo.

La Audiencia declaró los hechos probados basándose en el testimonio de tres testigos a los que Bailón había contado, cuando estaba bajo los efectos de la droga, que habían matado a 'El Sevi' y cómo lo habían hecho. La Sala tuvo en cuenta esos testimonios para condenar porque aportaron detalles coincidentes en lo fundamental y acordes con los hechos ocurridos, según los informes de Policía y forenses.

La sentencia fue recurrida en casación ante el Tribunal Supremo por considerar que las pruebas vistas en el juicio oral eran de testigos de referencia y no directos. Sin embargo, El Tribunal Supremo los desestima porque considera que la Audiencia dio validez a lo declarado por los tres testigos «por la coincidencia en lo fundamental de la información transmitida; porque no halla razón para entender que Gonzalo Bailén pudiera haber fabulado, construyendo artificiosamente un relato particularmente preciso sin la menor base real; y tampoco que lo hubieran hecho los testigos, puestos de acuerdo en el invento, minucioso, de una versión rica en detalles y mantenida sustancialmente en los distintos momentos de la causa». Además, el Supremo añade que existió un móvil «plausible» como fue el robo de la marihuana y aprecia intervención de los acusados por la venta del anillo que sustrajeron a Antonio José Ávila después de matarle.

Aparición del cadáver :

La víctima:

Mediados de marzo del 2014:

22 de marzo del 2016: