La Rioja

Año de fuga, tiempo de cárcel

Cristales rotos consecuencia de las patadas. :: g.c.
Cristales rotos consecuencia de las patadas. :: g.c.
  • Detenido un prófugo de la Justicia desde el 2015 que, además, amenazó a los agentes y causó daños en el coche policial en el momento de su captura

En torno a un año ha durado su andanza pero, al final, ha dado con sus huesos en la cárcel. El individuo de 49 años, con un amplio historial delictivo a sus espaldas y un par de requisitorias judiciales para su ingreso en prisión, ha estado fugado de la Justicia desde el 2015. Fue localizado en una urbanización de Villamediana de Iregua y el 30 de enero pasado fue detenido por la Guardia Civil, que tuvo que hacer frente a la actitud agresiva y violenta de esta persona. A pesar de las amenazas a los agentes y de los destrozos que causó en el coche oficial a base de patadas -tal y como refleja la imagen fotográfica que acompaña esta información-, el hombre no consiguió zafarse de la justicia y ya se encuentra en prisión.

La Guardia Civil en La Rioja informó ayer de la detención de un varón de 49 años, natural de Elorrio (Vizcaya), que, además de contar con un amplio historial delictivo, era prófugo de la Justicia desde el año 2015. Esta persona tenía en vigor dos requisitorias judiciales de búsqueda, detención e ingreso en prisión, dictadas por los Juzgados de lo Penal 1 y 2 de Logroño.

La operación para capturar a esta persona se desarrolló en la mañana del pasado 30 de enero, cuando agentes del Puesto de Villamediana de Iregua tuvieron conocimiento de que en una de las urbanizaciones de la citada localidad, se ocultaba un evadido de la justicia, buscado por los delitos de atentado contra la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos, y de resistencia o desobediencia.

A patadas con el vehículo

Durante las actuaciones el detenido mantuvo una actitud agresiva y violenta sobre los agentes, a los que amenazó mientras intentaba huir, «negándose a colaborar en todo momento con la fuerza actuante», según recoge la nota informativa de la Guardia Civil. El hombre llegó a causar importantes daños al vehículo oficial que lo trasladaba: rompió una de las lunas y desencajó las puertas traseras debido a las fuertes patadas que les propinó.

Estos hechos motivaron la instrucción de nuevas diligencias contra el detenido, por los presuntos delitos de amenazas y daños, que fueron remitidas al Juzgado de Guardia de Logroño, siendo puesta esta persona a disposición de uno de los Juzgados reclamantes, que decretó su ingreso en el Centro Penitenciario de Logroño.