La Rioja

El Consejo Regulador estudia solicitar la paralización del reparto de viñedo del 2017

Imagen de archivo de una reunión del pleno del Consejo Regulador. :: Miguel herreros
Imagen de archivo de una reunión del pleno del Consejo Regulador. :: Miguel herreros
  • La entidad, tras el precedente del 2016 y el ajuste de las ventas, se plantea ahora renunciar al incremento vegetal

El pleno del Consejo Regulador estudiará el viernes si es posible plantear un recurso de alzada contra la reciente resolución aprobada por el Ministerio de Agricultura que fijaba en 645 hectáreas el crecimiento del potencial vitícola en la Denominación de Origen para el presente año 2017, con el fin de anular o dejar en el mínimo (una hectárea) las autorizaciones para nuevas plantaciones.

La resolución, publicada en el BOE en vísperas de la apertura del plazo para presentar solicitudes de nuevo viñedo, atiende la demanda realizada en su día por la Interprofesional del Vino de Rioja que, tras un incremento de las ventas de vino superior al 1% en agosto, proponía un crecimiento también del 1% de la superficie vegetal para este año.

Sin embargo, el precedente del reparto del 2016, que tal y como ha venido informando Diario LA RIOJA provocó una fuerte desigualdad con un pequeño grupo de solicitantes que se llevaron casi un tercio del viñedo, ha provocado un intenso malestar entre las organizaciones del sector, que ayer trataron el tema en una comisión permanente.

Con un apoyo prácticamente unánime -incluidas las bodegas del Grupo Rioja, cooperativas y Asaja, secundados por todos los minoritarios-, el sector acordó estudiar jurídicamente la viabilidad del recurso, toda vez que a finales de año además las ventas no han confirmado los datos de agosto y el ejercicio de Rioja se cierra con un descenso del 0,59% en la comercialización.

En este sentido, los servicios jurídicos informarán en el pleno y, si existe la posibilidad, las organizaciones deberán votar si intentan paralizar las plantaciones. La decisión no es fácil, como no lo fue en su día el acuerdo para limitar las posibilidades de crecimiento y de hecho, ahora, se trataría de limitar más las posibilidades de plantación.

El plazo de solicitudes está abierto desde el pasado día 1, si bien todo está pendiente de que el Ministerio publique las directrices ministeriales que marquen los criterios generales para la admisión de solicitudes. A partir de entonces, es la Consejería de Agricultura la que debe marcar en un decreto regional cuáles son las condiciones definitivas que definen la figura del 'jefe de explotación' (si se exige o no seguridad social agraria) y si entran o no como superficie potencialmente plantable los pastos.

Lo que avanzó la Consejería de Agricultura tras reunirse con las organizaciones agrarias y las cooperativas es que únicamente se exigirá la seguridad social agraria al jefe de explotación en aquellos casos que se consideren 'sospechosos', entre ellos los de peticiones de varias hectáreas -en un intento de que no desaparezca el 'menudeo' y evitar que se reparta el viñedo entre unos pocos- y no que se admitirá como superficie susceptible de plantación ningún tipo de pasto. En cualquier caso, si se formalizara y prosperase el recurso del Consejo, el reparto del 2017 quedaría en suspenso y se afrontaría el del 2018 con nuevos criterios de reparto, con posibilidad de acceso para viticultores y bodegas directamente, e incluso con la opción de establecer límites máximos y mínimos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate